Cargando contenido

Un niño de siete años es la víctima mortal más reciente de violencia contra menores de edad en Colombia.

Hans Tafur
Cortesía familia

El secuestro, abuso y asesinato en Caldas del niño Hans Tafur, quien tenía tan solo siete años, despertó una vez más la indignación de un país que se ha visto marcado por diversos hechos aberrantes que involucran a menores de edad

Tras hallar el cuerpo sin vida del niño, de quién además se confirmó que fue abusado sexualmente, las reacciones en el país no se hicieron esperar pidiendo, una vez más, justicia y protección a la población infantil

Hans Tafur se convirtió en la más reciente víctima que ingresa a la larga lista de menores de edad asesinados a manos de desadaptados. Su cuerpo fue hallado sin vida en un caño tras cuatro días de búsqueda, cuando desapareció en las calles del corregimiento de San Diego, en Samaná (Caldas) donde se encontraba de vacaciones. 

Le puede interesar: Los sospechosos tras aberrante crimen del niño Hans Tafur en San Diego (Samaná)

Según versión de familiares, el pequeño desapareció luego de que su abuela lo dejara salir al parque del pueblo para que rezara la novena y jugara un rato. El niño nunca regresó a casa ya que en el camino cayó en manos de sujetos que de forma vil le cegaron la vida.

Hallado sin Vida

Tras el hallazgo, el cuerpo del niño fue conducido al Instituto de Medicina Legal donde expertos le practicaron exámenes para determinar las causas de la muerte y aclarar una de las versiones extraoficilaes que indicaban que el niño había resbalado al caño y en el accidente había perdido la vida. 

“Una posible hipótesis sería una muerte accidental, pues presentaba un trauma craneoencefálico severo y cerca al cuerpo había una linterna, lo que hace presumir que cuando se dirigía a casa de su abuela se perdió y rodó por el lugar”, indicó en su momento el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita. 

Lea también: Revelan que niño de siete años desaparecido en Caldas fue asesinado

Esta versión fue descartada tras revelarse los resultados forenses que indicaban una muerte violenta producto de heridas con arma blanca. Sin embargo, algo más escabroso conmovió al país, pues se reveló que el pequeño presentaba signos de maltrato y que también fue víctima de abuso sexual

“Desde el punto de vista macroscópico se reportan varias evidencias: tres lesiones a nivel de tórax por arma cortopunzante que afectan órganos internos de la cavidad torácica, entre ellos los pulmones y corazón", indicó uno de los reportes de Medicina Legal. 

El dictamen agrega que se evidenciaron señales de "acceso carnal violento". 

Niño Hans Tafur, de 7 años, fue asesinado
Ofrecen una recompensa que permita capturar a asesinos del niño Hans.
Cortesía Familia Tafur Aguirre

Voces de Rechazo

Tras conocerse los hechos se desencadenó una ola de mensajes y reacciones en todo el país rechazando este caso. Habitantes del municipio de La Dorada (Caldas), donde vivía el menor junto a su madre, salieron a las calles a exigir justicia e hicieron un llamado a las autoridades para dar con los responsables del crimen. 

Más información: Ofrecen millonaria recompensa para ubicar al asesino del niño Hans Tafur

A estas voces de rechazo y justicia que inundan las redes sociales también se unieron varios personajes de la vida pública como ministros, defensores de Derechos Humanos, alcaldes, gobernadores, instituciones como la Policía con el ofrecimiento de una millonaria recompensa para ubicar a los asesinos y hasta el presidente, Iván Duque, quien exigió a las autoridades prontitud en los resultados frente a este aberrante acaso.

El exministro de Defensa y exembajador en Washington Juan Carlos Pinzón también lamentó el asesinato y en su cuenta de Twitter exigió acciones más duras.

A esta condena se sumó la del alcalde de Manizales (Caldas), Octavio Cardona, quien en la misma red social afirmó que el hecho "sólo genera dolor, tristeza, indignación e impotencia", por lo que consideró "urgente" encontrar a los responsables.

Violencia en datos 

El asesinato de Hans es el caso que por estos días toca al país, sin embargo no es el único que marca la historia de los niños en Colombia. Solo entre 2017 y 2018 Medicina Legal reportó el homicidio de 1.257 niños.  

Según cifras reveladas por este Instituto, entre enero y noviembre de 2017 fueron asesinados 655 menores de edad (entre los 0 y 17 años) y en el mismo periodo de 2018 la cuenta iba en 602 víctimas mortales.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) también entregó unas recientes cifras que indican que al año cerca de 24 mil niños y niñas sufren algún tipo de violencia

La violencia infantil reporta cerca de 68 casos por día en Colombia. Según las cifras reveladas, en lo corrido de 2018 se han presentado 7.400 casos de violencia infantil, dentro de los que se reportan 1.573 casos por maltrato físico

En el informe el ICBF resalta a Bogotá, Valle del Cauca, Atlántico, Nariño y Antioquia como las zonas donde se registra la mayor cifra de niños abusados y maltratados.

Protesta contra el maltrato infantil
Brenda Cuadros

Otros casos

El caso de Hans ocurre dos meses después de que el país se estremeciera con el asesinato en Fundación (Magdalena) de la niña Génesis Rúa, de nueve años. 

Génesis Rúa

Los hechos se presentaron en un barrio del municipio donde vivía la menor de edad, quien fue raptada por uno de sus vecinos. El hombre, tras secuestrar a la niña la abusó sexualmente, la asfixió y posteriormente la incineró

Las investigaciones del caso revelaron que el hombre que cometió el crimen fue Adolfo Arrieta, quien en un intento por desaparecer las evidencias lanzó el cuerpo de la pequeña a una hoguera.   

En medio de los procesos judiciales contra el hombre, su abogado justificó que Adolfo Arrieta no tenía la intención de matar a la niña y que no sabe por qué la estaba asfixiando “pensó que era un perro”. 

Niña quemada con ácido 

En mayo, el caso de maltrato a una niña de tres años se dio a conocer cuando la menor de edad fue llevada de urgencia a un hospital en Bogotá. 

Según informaron las autoridades, la pequeña tenía signos de abuso sexual y lesiones por golpes en su cuerpo, además de quemadas con ácido en la espalda y pecho. 

Los hechos se habrían presentado en una guardería clandestina que funcionaba en la zona de tolerancia de la capital, en el barrio Santa Fe. 

Aunque la mamá de la niña fue quien la llevó al hospital, donde atienden a hijos de trabajadoras sexuales, aún se desconocen quiénes son los responsables de estos delitos.

Yuliana Samboní

Yuliana Samboní fue otra víctima de un hombre que sin importar la inocencia y los sueños de la niñez le arrebató la libertad, la dignidad y la vida a esta niña de siete años. 

Rafael Uribe Noguera fue quien secuestró, torturó y asesinó a la pequeña tras merodear durante varios días las calles del barrio Bosque Calderón, en Bogotá. 

Este caso causó impacto en Colombia ya que se conocieron videos de Rafael Uribe paseando en su camioneta por el barrio donde vivía Yuliana, días antes de cometer el rapto, por lo que muchos suponen que el crimen fue planeado. 

Otro detalle que estremeció fue el saber que la niña fue bañada en aceite, su ropa tirada por el inodoro y su cuerpo escondido bajo una tina de baño. 

El país no termina de recuperarse de un caso cuando se presenta otro similar o peor, pues el de la pequeña Yuliana Samboní, el 4 de diciembre de 2016, fue tan impactante que se pensaría que sería una alerta para evitar más violencia contra los menores de edad, sin embargo los hechos a lo largo de los años demuestran que este flagelo no termina.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido