Académicos de diferentes universidades del país proponen como solución de movilidad que las personas dejen de adquirir carros como propios y que pasen al alquiler, generando así una movilidad urbana sostenible.

Durante el XII Congreso colombiano de Tránsito y Transporte organizado por la universidad de Los Andes, el secretario general de la Red Académica de Movilidad, William Castro García, aseguró que para llegar a una movilidad urbana sostenible la solución radica en que desaparezca el concepto de propiedad de los carros.

"Si bien el carro es una solución a la movilidad sigue siendo una solución egoísta, ya que muchas veces en un vehículo se moviliza una sola persona quedando tres puestos libres generando un problema innecesario en el espacio público al momento del parqueo", afirma el experto.

Para el docente los carros públicos que son eléctricos y autónomos como los que está desarrollando Google o Tesla permiten que ese mismo vehículo sea utilizado por muchas más personas, generando un cambio positivo en la movilidad.

"Somos consientes que este es un cambio brusco para la sociedad, ya que este tipo de propuestas generan miedo frente al 10% de las personas de estratos altos que se verán afectadas, ya que ellas son las del poder, pero beneficiara al 90% de las personas de estrato medio que ven el tener un carro propio como generador de estatus, de igual forma que a mucha gente del común no le interesa el tener un carro propio porque utilizan el servicio público", comentó.

En este sentido el docente Castro resaltó que las grandes potencias automotrices japonesas o alemanas que ya implementaron este cambio han empezado a ofrecer el servicio de movilidad más no la venta del carro, esto a través de un aplicativo tipo Uber que recoge y deja a la persona en su destino.

"En países nórdicos esa es su filosofía y pareciera que Bogotá estuviera lejos y no es así, nosotros tenemos pico y placa y si ese pico y placa se incrementa llegará un momento en el que el vehicular privado dejará de ser una opción viable debido a que al pasar el tiempo irán en aumento los impuestos y los peajes, entre otras muchas cosas más que implica tener un carro propio", añadió el experto.

Actualmente desde las aulas de clase se está educando a los niños en la no compra de vehículos propios para así llegar a un transporte sostenible.