Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Venezolanos en Colombia.
Venezolanos en Colombia.
AFP

La oficina de Naciones Unidas para los refugiados (Acnur) llamó la atención sobre la situación que enfrentan los migrantes venezolanos que han llegado al país, particularmente por el tema de la asistencia y la xenofobia en su contra.

En su informe anual sobre la situación de refugiados en el mundo, Acnur advierte que en la zona de frontera entre Colombia y Venezuela se concentra un alto porcentaje de hechos de desplazamientos forzados masivos entre los dos países.

Subraya que en la zona limítrofe entre los dos países se presenta un doble desafío en términos de protección “debido a los hechos de desplazamiento forzado (en Norte de Santander y Arauca) y a la llegada masiva de población venezolana que está cruzando la frontera”.

La ACNUR advierte que estos hechos aumentan la vulnerabilidad de ambas poblaciones y urge a  asistencia del Estado.

“En Colombia debido a la gran demanda que se tiene de la población venezolana, la capacidad de las autoridades locales puede llegar a ser limitada para garantizar la asistencia mínima y reducir las expresiones de xenofobia”, señala el informe de la Acnur sobre el capítulo de Colombia.

En territorio colombiano de forma oficial se tienen 442.462 venezolanos, de los cuales 181.472 tienen acceso a una forma de permanencia legal, logrando acceder a una oportunidad laboral a través del Permiso Especial de Permanencia (PEP).

También se conoció que muchos venezolanos continúan sin un estatus regular, lo cual los hace más vulnerables a riesgos de explotación y violencia e impide su acceso a servicios básicos como salud, educación y empleo.

Según la entidad, la coincidencia territorial en la frontera común aumenta la vulnerabilidad de ambas poblaciones que requieren asistencia del Estado con urgencia, tanto en atención médica especialmente para los menores de edad debido a las dificultades que tiene en territorio venezolano.

Este proceso de registro ha permitido ampliar la comprensión sobre las condiciones de los venezolanos en situación irregular en Colombia, teniendo en cuenta que el 89% de todos los venezolanos registrados manifestaron su intención de permanecer en Colombia.

Mientras que en la zona de frontera entre Colombia y Ecuador el panorama de familias desplazadas también representa un desafío para la prevención y atención en el departamento de Nariño, como también en las comunidades que habitan la zona limítrofe.

Desplazamiento desde antiguos territorios de las Farc

Según el informe de la Acnur, durante el 2017 (primer año de implementación del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, 91.431 personas fueron desplazadas, cifra que podría crecer por cuanto aún falta por actualizar la declaración, valoración y registro de información que aún no han entrado en la base de datos.

El informe señala que en el 2017 “si bien los frutos del cese de la confrontación armada han sido evidentes, también lo han sido los desafíos y vacíos de protección que siguen representando algunas regiones del país, con presencia de comunidades especialmente vulnerables”.

Los desplazamientos se dieron en el Bajo Cauca y Norte de Antioquia, el Catatumbo en Norte de Santander y el Pacífico, particular en el departamento de Nariño.

En  los cinco primeros meses del 2018, según el informe para Colombia de la ACNUR, “se mantuvo un escenario confuso de reconfiguración y reposicionamiento de grupos armados ilegales, como consecuencia de la disputa por el  control territorial de zonas dejadas por las FARC –EP. Estas zonas representan un alto valor estratégico para los actores armados ilegales derivado de la ubicación geográfica y la baja presencia del Estado”.

Esa disputa entre grupos armados ilegales y con la fuerza pública, “ha generado el desplazamiento forzado de 13.706 personas, en 34 eventos de desplazamientos masivos en los primeros 5 meses del año”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.