Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Padre 'Chucho' y Alcalde de Kennedy se reconciliaron

El padre 'Chucho' y el acalde de Kennedy, Luis Fernando Escobar, lograron superar sus diferencias lo que le permitirá al religioso seguir oficiando las misas en la iglesia del barrio Castilla, en el occidente de Bogotá, respetando las normas de convivencia y el espacio público.

Luego de una llamada telefónica, en la que el padre 'Chucho' aseguró que respetaba la ley y que estaba dispuesto a irse de la parroquia de Jesús Nuestro Señor Misercordioso si la comunidad lo exigía, el alcalde Escobar le manifestó su respeto y la decisión de llegar a un consenso para que el culto religioso continué, reforzando medidas para evitar congestiones, no invadir el espacio público y evitar el exceso de ruido.

Las partes acordaron una reunión en las próximas horas para profundizar los compromisos y mejorar la convivencia entre los feligreses y los vecinos de la zona.

Asimismo, el padre 'Chucho' sostendrá un encuentro con funcionarios del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) para acordar otras medidas y evitar futuros problemas por las aglomeraciones en el parque y en los alrededores de la iglesia donde se celebran las misas.

La controversia se generó tras la homilía del padre 'Chucho' del pasado domingo en ese sector de la capital colombiana, durante la cual el sacerdote afirmó que no necesitaba del permiso para celebrar la misa y que antes de que lo retiraran, él podría sacar al alcalde.

El hecho creó una división entre quienes se quejan por la invasión del espacio público y el exceso de ruido durante las celebraciones litúrgicas.

Vecinos del parque donde oficia las misas el padre 'Chucho', indicaron que los problemas por el ruido comienzan desde las 5 de la mañana.

Frente a la Parroquia Jesús Amor Misericordioso está ubicado el parque que utiliza el padre 'Chucho' para sus misas.

El enfrentamiento se da por "las quejas e inquietudes de la comunidad por el ruido, por la movilidad que se afecta alrededor del parque pues la gente deja los carros en cualquier lugar", dijo uno de los habitantes del sector.

"La convivencia de las personas también se altera porque ponen esas torres de parlantes desde las 5 de la mañana con sus misas, sabiendo que aquí tenemos la iglesia", afirmó una vecina de la zona.

Otro residente del barrio Villa Alsacia, cercano al parque donde se celebran las misas, señaló que "hay demasiada aglomeración de gente y carros en el parque. Se afecta la vida de la gente por las columnas de parlantes que ubican cuando hacen sus actividades".

Igualmente, los vecinos del sector indicaron que no comprenden la actitud retadora del padre, "porque inicia diciendo que nuestro Alcalde local (Luis Fernando Escobar) es un bandido, que va a mandar a echar a Petro, que él se manda solo y nadie lo controla".

Sobre el tema, el alcalde de la localidad de Kennedy, Luis Fernando Escobar, respondió inicialmente a las declaraciones de padre 'Chucho', y dijo que aunque respeta que Dios esté por encima de todo, son palabras altaneras e impropias para un guía espiritual como él.

Escobar indicó que debido a una ocupación indebida de espacio público en el sector de Kennedy por parte de la iglesia que dirige el padre 'Chucho', "se tiene que agotar un procedimiento con las garantías a todas las personas y tomar una decisión".

Señaló que "para nosotros más que un tema de policías es un tema de convivencia y tolerancia", indicó el funcionario en diálogo con RCN La Radio.

El alcalde de Kennedy sostuvo que la intervención del representante de la iglesia Católica lo sorprendió, ya que su lenguaje fue impropio frente a los medios de comunicación, ya que se trata un tema de convivencia.

En declaraciones a Noticias Uno, el padre Chucho indicó: "Que venga el alcalde (de Kennedy) que lo estoy esperando, pero primero lo saco yo a él".

"La actitud del señor sacerdote es altanera e irrespetuosa, que es impropia de cualquier ciudadano, pero mucho más tratándose de un siervo de Dios y de una persona con el nivel de exposición mediática" que tiene el religioso, respondió el alcalde Escobar.

"Cuando me enteré de las afirmaciones difamantes preferí seguir el debido proceso y no hablar con él", subrayó.

El mandatario local hizo un llamado a la comunidad a ser veedor de lo que suceda y no permitir que se violen las leyes por actuaciones religiosas y mucho menos que se permitan desafíos a la ley.