Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Activistas se disfrazan de osos de anteojos y se toman calles de Bogotá



Un grupo de activistas de Greenpeace Colombia disfrazados de osos de anteojos, se transportaron en TransMilenio hasta el centro de la ciudad, llamando la atención de los bogotanos. Allá permanecen en un campamento, en la Plaza de Bolívar.

La movilización de los activistas de Greenpeace buscan generar conciencia frente a la creciente destrucción de páramos y bosques alto andinos, así como también exigirle al Congreso no permitir que se sigan explotando las minas de carbón en estas zonas.

“Los páramos, uno de los ecosistemas más importantes del país, están siendo gravemente afectados por la actividad de empresas multinacionales que explotan los recursos del subsuelo y que, al igual que los osos de anteojos, cientos de especies endémicas están siendo forzosamente desplazadas de su hábitat”, señala un comunicado de Greenpeace Colombia.

Según Greenpeace sostiene en un comunicado, el icónico oso de anteojos es solo una de las cientos de especies que se ven amenazadas por la destrucción de estos hábitats, que además son cruciales para la distribución del agua y la estabilidad del clima del planeta.

“En Colombia se encuentra el 60% de los páramos del mundo, y de los páramos proviene el 70 % del agua que se consume en la zona Andina”, precisa Greenpeace Colombia.

A raíz de la preocupación generada por los altos niveles de deforestación y destrucción de páramos por cuenta de la minería, Greenpeace busca por medio de la iniciativa ‘Aduéñate de los páramos’ recolectar las firmas de los colombianos que se oponen a este daño ambiental.

Hasta ahora, son más de 21 mil personas quienes se han sumado a la causa, entre quienes se encuentran los artistas Carlos Vives, Fonseca, Aterciopelados, Julián Arango y Antonio Sanint.

“El Gobierno debería tomar medidas drásticas y dejar de dilatar la prohibición definitiva de minería de carbón en páramos”, declaró Silvia Gómez, coordinadora de Greenpeace en Colombia.

“Necesitamos que muchos más colombianos firmen y apoyen el trabajo para garantizar que se protejan nuestra agua y nuestro patrimonio natural”, añadió Gómez.