Cargando contenido



Luego que el Departamento Nacional de Planeación revelara que la cifra global de productividad para este año fue negativa con un -0,24%, mientras que la cifra de productividad laboral se ubicó en 0,44%, se conoció que el incremento del salario mínimo para el próximo año no puede estar por debajo de los 33 mil pesos.

Esto debido que el dato de productividad laboral, junto al dato de inflación anual, que se ubica en 4,12% entre noviembre del año pasado y este año, funcionará como parámetro para definir el aumento del salario mínimo. Las propuesta debe rondar el 4,56%, lo que representa cerca de 33.600 pesos. (Lea también: Cundinamarca reportó reducción del 22% en materia delictiva)

Frente a este panorama se pronunció el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, afirmando que “infortunadamente el dato de productividad que nos dio el DANE y Planeación Nacional es negativo, y esto habla del momento actual de la economía del país por lo qué hay que generar una mayor dinámica para que haya un mayor consumo”.

Hasta el momento las centrales obreras han pedido un aumento de entre el 10 al 12 por ciento, argumentando pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, tras la entradas en rigor de la reforma tributaria.

En este sentido, Fabio Arias, secretario General de la CUT, advierte que se deben tener cifras exactas para tener éxito en la negociación. “Seguimos insistiendo desde el sector de los trabajadores que hasta que no tengamos los datos ciertos e indiscutibles de diciembre, no deberíamos precisar el tema de la inflación; ya nos ha pasado en los últimos dos años en los que hemos tenido diferencia, ellos siempre hacen proyecciones más bajas de lo que termina siendo diciembre y por eso consideramos que esta discusión debe ser trasladada a los primeros meses del año”, dijo Arias.

A partir de este jueves,  los empresarios y los trabajadores presentarán a la mesa de negociación sus propuestas unificadas de incremento.