Duras críticas hizo el procurador Alejandro Ordóñez al acuerdo de justicia transicional durante un candente debate en la plenaria del Senado de la República, en donde insistió que el Gobierno debe revelar el texto completo de lo pactado. Para Ordóñez, las penas alternativas anunciadas para los guerrilleros en el comunicado leído desde La Habana, no cumple los estándares internacionales. “Esto es una comedia, una caricatura, es lo que se llama penas simbólicas”, afirmó vehemente el jefe del Ministerio Público. “Si se conociera el acuerdo, quedarían resueltas todas nuestras dudas. No comprendo por qué no se quiere dejar conocer la totalidad del acuerdo”, añadió Ordóñez. Sin mencionar al fiscal general de la Nación, el procurador Ordóñez también denunció que “algunos sectores quieren convertir este acuerdo en un mecanismo de venganza”. Dijo además que esa “venganza no sólo podría afectar al expresidente Uribe, sino también al presidente Santos”, que según como se ha planteado, podría ser investigado por los falsos positivos ocurridos cuando fue Ministro de Defensa. Afirmó que el comunicado sobre el acuerdo de justicia transicional “es confuso, pero lo deja aún más confuso la contradicción de quienes explican”, ya que para él hay contradicciones entre el presidente Santos, Manuel José Cepeda y “algún funcionario que investiga” (refiriéndose al fiscal) y del expresidente de la Corte Juan Carlos Henao. Ante este panorama, el Jefe del Ministerio Público insistió en que se debe revelar el texto completo del acuerdo de justicia. “No lo escondan más”, dijo. Para el funcionario judicial, el acuerdo de justicia transicional tiene cuatro problemas serios: 1. Habrá una falsa sanción a los responsables de crímenes atroces. 2. La amnistía estará atada al delito político. 3. La negociación que se hizo con las Farc sobre el marco jurídico que se impondrá a la Fuerza Pública. 4. El acuerdo no contempla requisitos para acceder a la justicia transicional.