La Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, ACESI lanzó una alerta sobre la capacidad de la Nueva EPS para recibir a los pacientes de Cafesalud que empezaron a ser trasladados desde el 1 de octubre.

Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora de ACESI dijo que "si el gobierno no interviene inmediatamente y actúa con las condiciones actuales de esa empresa, estaríamos siendo espectadores de un derrumbe del sector con efecto dominó”.

Zuluaga dijo que la situación se asemeja a la que ocurrió en su momento con la liquidación de Caprecom, "cuando recibió pacientes de otras empresas con inconvenientes que finalmente resultaron liquidadas. La Nueva EPS, a pesar de su corta trayectoria es una institución con serios problemas: no cuenta con un sistema contable y cuando está pagando lo que hace es abonar a facturas, por lo que no define lo que realmente está cancelando".

Según los cálculos de esa entidad, la Nueva EPS cuenta con la mayor deuda a la red pública hospitalaria que podría ascender hasta 304 mil millones de pesos. "Si el gobierno quiere descargarle semejante responsabilidad a la nueva EPS debe intervenir urgentemente para que normalice los pagos, adelante los acuerdos con la enormes deudas que tiene con los hospitales y mejore su sistema contable" señaló Zuluaga.