La Fundación Ideas para la Paz emitió un informe en el que evidencia el aumento de las acciones por parte de las disidencias.

Farc y sus últimos días en la selva
Las disidencias de las Farc son responsables del asesinato de periodistas ecuatorianos.
Foto: AFP

Un informe revelado por la Fundación Ideas para La Paz (FIP) tras la firma del proceso de paz señala que las disidencias de las Farc ya completan 1.200 integrantes confirmados en diversas regiones del país.

Sin embargo, fuentes consultadas por la FIP señalan que serían cerca de 1.500 los miembros de las disidencias.

En el informe, la FIP indica que las disidencias de esta exguerrilla están organizadas en 18 frentes que se ubican en zonas como Meta, Guaviare, Vaupés, Vichada Caquetá, sur del Meta, Arauca, Antioquia, Putumayo, Guanía y Vichada, en la  frontera con Venezuela.

La FIP también indicó que solo en Nariño hay concentrados tres frentes, incluido el Oliver Sinesterra comandado por alias 'Guacho', ubicado en la frontera con Ecuador y en los límites del Valle del Cauca.

Sergio Guarín, director del área de posconflicto de la FIP, aseguró en diálogo con RCN Radio que es grave la situación por la presencia de estos grupos, sobre todo en el sur del país, donde el gobierno debe concentrar sus esfuerzos.

“Lo que está sucediendo en el andén Pacífico es quizás lo más problemático, pues allí confluyen estructuras de grupos muy distintos que tienen una gran capacidad de desestabilización”, dijo Guarín.

Explicó que se trata de zonas como Tumaco, Roberto Payan y El Charco (Nariño) pero advirtió de otras zonas hacia el litoral Cauca que –señaló- “sin duda son lugares muy convulsionados y violentos”.

“En los últimos meses ha tenido más de cinco atentados con explosivos y es a nuestro concepto la zona más inestable. Además, porque hay una situación humanitaria grave que el gobierno debe atender”, agregó.

Así mismo, en el informe se evidencian las principales actividades de estos grupos enfocadas en la criminalidad.

Estas facciones disidentes se orientan hacia la extorsión, el control sobre el narcotráfico y la oposición al programa de sustitución de cultivos ilícitos aprovechando, entre otras, las condiciones geográficas del departamento y sus zonas selváticas de difícil acceso”, señala el informe.

La FIP indicó que las acciones criminales de estos grupos han ido en ascenso. En los primeros tres meses del año 2018 los grupos disidentes han cometido 46 acciones violentas; es decir, 38 acciones más que en el mismo periodo en el año 2017.

Entre junio de 2016 y marzo 27 de 2018 estos grupos han cometido por lo menos 147 acciones en cerca de 13 de departamentos, a las que se suman las 8 que han afectado a Ecuador.

Según Guarín, los jefes guerrilleros de mandos medios que se han retirado del proceso de paz tienen una gran capacidad de convocatoria y voz de mando entre los miembros de las Farc, que han decidido desertar.

Incluso, indicó que otros personajes que no tuvieron tanta relevancia durante la negociación del proceso de paz hoy empiezan a ganar protagonismo.

“En las disidencias no solo hay un importancia de los líderes tradicionales sino también de unos nuevos líderes que durante la fase de la negociación no tuvieron tanta relevancia y que hoy han venido adquiriendo cada vez más poder, como es el caso del 'Guacho', de Jhon 40, Giovanny Chispas y también de Iván Mordisco, que trabajan en la zona del Guainía y el Vaupés”, dijo Sergio Guarín.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido