Jorge Eduardo Rojas, ministro de Transporte, aseguró que las emergencias que se han presentado en los últimos días en el aeropuerto El Dorado de Bogotá han sido causadas por la densa niebla y problemas metereológicos ocasionados por la temporada invernal, pero que no se puede hablar de una crisis en el terminal aéreo. "Nosotros no estamos en crisis, estos fenómenos pasan en todo el mundo. Lo que debemos saber es reaccionar. Ya teníamos unos protocolos pero como el clima cada vez está peor hemos fortalecido nuestra capacidad de reacción", dijo el ministro. También afirmó que el aeropuerto está equipado con la última tecnología y en perfectas condiciones de infraestructura para garantizar el itinerario de los vuelos y la seguridad de los pasajeros. "Solo hay una cosa que nos hace falta. Cuando una aeronave sufre un percance dentro de la pista, la responsabilidad de remolcarlo es de la aerolínea, pero los equipos son tan costosos que ninguna los tiene. Estamos pensando en comprarlos nosotros para alquilarlos", explicó Rojas. Frente a lo sufrido por los usuarios por los retrasos en la salida de vuelos, dijo que los casos extremos son pocos e hizo un llamado a las aerolíneas para notificar a los usuarios cuando se conoce con anticipación la cancelación de los vuelos.