Cargando contenido

La defensa de Merlano denunció que en su proceso existen falsos testigos.

Aida Merlano
Aida Merlano
Facebook Aida Merlano

Silvio San Martín Quiñones, quien defiende los intereses de procesada excongresista Aída Merlano, anunció que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para tumbar el fallo del Consejo de Estado que anuló su elección al Senado para el periodo 2018-2022.

El abogado expresó que dentro del proceso que se adelanta en contra de su cliente existen falsos testigos que la han acusado de irregularidades que, para su concepto, ella no cometió sobre la compra de votos.

“Se tuvo en cuenta el testimonio de Francisco Palencia, testigo clave para el Consejo de Estado, Corte Suprema y Fiscalía. Es una persona que es un delincuente, es alguien que miente en todas las instancias judiciales y no aporta ninguna prueba de lo que dice y tiene siete denuncias penales por falsedad y estafa”, sostuvo Quiñones.

Vea tambiénGobierno no tiene ninguna intención en cambiar la ley de incentivos: Mindefensa

Y añadió: “No entiendo cómo el Consejo de Estado tiene como pruebas un allanamiento ilegal, en el que se denunció a funcionarios de la Fiscalía y Policía que introdujeron elementos el día del allanamiento; desde ya estamos anunciado medidas ante la CIDH y una tutela”.

El pasado 16 de mayo y luego de determinar que existió un plan dirigido para la compra de votos, la Sección Quinta del Consejo de Estado anuló la elección de Aída Merlano Rebolledo como senadora para el periodo 2018-2022.

El alto tribunal consideró que existían pruebas suficientes para inferir que la entonces candidata tuvo conocimiento claro de estas conductas ilegales, con las cuales se buscaba garantizar varios sufragios en la ciudad de Barranquilla.

Le puede interesarTestimonio de Marlos Marín, la prueba clave de la Fiscalía contra 'Jesús Santrich'

En este sentido se determinó que Merlano lideró una "organización" que tenía como único fin "afectar la libertad de los electores", mediante el ofrecimiento y entrega de sumas de dinero a cambio de su voto.

En su sede de campaña -conocida como 'La Casa Blanca'- se puso en marcha un estructurado plan para registrar a los votantes, darles instrucciones y posteriormente entregar el dinero en efectivo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido