Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Aislamiento, desabastecimiento y alza en precios de la canasta familiar en día 38 de paro

Foto archivo Rcn Radio



En medio de protestas, bloqueos y desabastecimiento el paro de transportadores llega a su día 38 sin que se logre un acuerdo entre el Gobierno y los representantes de la Cruzada Nacional Camionera, quienes ayer rechazaron de nuevo la propuesta expuesta por el ministro Jorge Eduardo Rojas.

La situación en las diferentes regiones del país se agudiza con el pasar de los días ya que, mientras en la mesa de diálogo se intenta lograr un consenso, en las vías los bloqueos y enfrentamientos se han vuelto frecuentes.

Tras más de un mes de protesta la situación se ha vuelto crítica especialmente en Medellín, Boyacá, Tolima, Meta y Caldas donde el desabastecimiento de combustibles y alimentos preocupan a los diferentes sectores.

En Medellín se registró la quema de un camión en la autopista que conduce a Bogotá, cuando el conductor se negó a parar en medio de un intento de bloqueo.

Los hechos se registraron en el sector Samaná, a la altura de San Luis, donde cuatro personas quemaron un tractocamión a 7 kilómetros de un punto de concentración del paro transportador, en el Oriente antioqueño.

El alcalde de San Luis, José Máximo Castaño, aseguró que los hombres arrojaron gasolina al camión en movimiento.

Sobre este hecho aseguró que las autoridades intentan determinar la relación del incidente con la protesta de los transportadores de carga.

"Quemaron una tractomula en el sector Samaná. El conductor iba viajando, le hicieron el pare pero no quiso parar, así que le lanzaron gasolina y una antorcha. El hombre pudo dejar el vehículo a un lado, sin taponar la vía. Las autoridades están investigando", señaló el mandatario local.

Este es el segundo vehículo quemado en Antioquia desde que el gobernador, Luis Pérez Gutiérrez, anunció que retirará por la fuerza los camiones que obstruyan la movilidad.

En Boyacá se presentó alteración del orden público cuando la empresa Postobón y la Terminal de Duitama fueron atacadas por, al parecer, manifestantes del paro.

La situación se presentó pese a las medidas de militarización en la región y toque de queda para todos los ciudadanos a partir de las 7 de la noche y hasta las 6 de la mañana.

El daño a las instalaciones de la empresa Postobón, sobre la carrera 42 con la avenida de las Américas, se presentó en medio de disturbios tras enfrentamientos entre el Esmad y varias personas.

Posteriormente se dirigieron a la terminal de transportes y también la atacaron causando una millonaria afectación económica.

De otra parte, ayer se realizó una marcha de protesta en contra de los responsables de la muerte del joven, quien perdió la vida en medio de disturbios entre el Esmad y manifestantes, el pasado martes.

Los participantes de marcha denunciaron que el Esmad había abusado utilizando gases lacrimógenos contra la comunidad que hacía parte de la actividad de forma pacífica.

En el hospital regional de Duitama fueron atendidas 9 personas, dentro de las que se encontraban 6 policías y 3 civiles, de los cuales uno era menor de edad.

En otros hechos las autoridades en el Tolima impidieron bloqueos en la vía Ibagué – Cajamarca.

Esta situación se presentó en el parque de Los Osos, sector de Boquerón en las afueras de Ibagué, donde transportadores intentaron bloquear la vía que conduce al alto de La Línea.

Los enfrentamientos en el sector de Boquerón, entre la Policía y algunos de los participantes del paro camionero, dejaron tres personas detenidas, un vehículo inmovilizado y varios afectados por el uso de gases lacrimógenos.

El comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, coronel Óscar González, afirmó que después de una caravana en la que participaron varios camioneros y que se desplazó desde el Parque Deportivo hasta el punto de concentración de la protesta, algunos manifestantes intentaron atravesar una tractomula para impedir el flujo vehicular.

“De inmediato reaccionó la Unidad Antidisturbios y con una grúa fue retirado el vehículo, mientras que tres personas fueron detenidas”, indicó el oficial.

En otro punto de la vía, en el corregimiento de Coello - Cocora, algunos transportadores denunciaron que sus vehículos fueron atacados con piedras.

Las autoridades aseguran que no permitirán el bloqueo de la vía y reiteraron el llamado a los participantes del paro para que no adopten medidas de hecho ni provoquen alteraciones de orden público.

Los 29 municipios del Meta se encuentran con estaciones de servicio desabastecidas de combustibles y con escasez de frutas y verduras.

En Villavicencio y en los demás municipios se acaba la gasolina que llega en carrotanques del centro del país.

La terminal de Transporte de Villavicencio advirtió que solo tiene 2.800 galones de gasolina, que solo alcanzarían para menos de una semana.

El presidente del sindicato de la Terminal de Transportes, Diego Ruiz, confirmó que el envío de vehículos se redujo en un 15 por ciento.

El sector ganadero es el más afectado con el paro camionero que ha dejado de enviar 1.000 reses diarias para el consumo de carne en Bogotá.

El gerente del Comité de Ganaderos del Meta, Eduardo Arias, alertó sobre las millonarias pérdidas que ya genera el paro camionero en ese sector productivo del Llano.

“Se suspendieron las subastas ganaderas en los municipios, los embarques están quietos, los precios del ganado en pie se incrementaron y ya hay especulación al consumidor”, denunció Arias.

Entretanto, los camioneros rasos en Caldas afirman tener sustento para continuar con la protesta.

Dos camioneros de este departamento que participan del paro nacional explicaron porque están en la manifestación pese a que no son propietarios de grandes flotas de transporte; uno está actualmente pagando su camión, mientras que el otro es empleado de una empresa de transportadores. El primero aclara que en estos días de paro ha recibido recursos de familiares y el segundo de su propio empleador que le sigue pagando el salario base.

Don José Antonio Osorio dijo que es camionero desde hace un año, cuando pudo cumplir su sueño de niño, ya que es tradición de su familia manejar vehículos de carga; explicó que actualmente está pagando su propio camión en el que hace recorridos entre Manizales y Medellín, luego a los Llanos y regresa al Eje Cafetero.

Explicó que de su propiedad es un doble-troque que le ayudó a conseguir un primo, quien tiene dos vehículos de carga. Semanalmente hace un recorrido y, según él, siempre le da pérdidas porque aumenta la canasta familiar, arriendos, aceite y todo sube.

Osorio vive con su esposa y dos hijos en un apartamento arrendado en Manizales, dijo que se ha mantenido económicamente estos días de paro gracias a la familia que le han colaborado, más lo que trabaja su esposa, pero sí afirmó que están atrasados en cuotas bancarias y créditos de repuestos y en el colegio de los niños, pero finalmente fue enfático es decir que: “en este paro hay que vencer o morir”.

El otro camionero es Carlos Mario Duque, quien maneja un vehículo articulado tipo patineta, trabaja para la empresa Inetrans, que son propietarios de aproximadamente 30 carros. Diariamente hace recorridos entre Santander y Bogotá, de allí hacia Tocancipá, Cali, entre otras.

Duque aclara que pese a que no es propietario de algún camión está en el paro porque también se ve afectado por los costos de combustibles y peajes, ya que se gana un porcentaje por cada viaje, más el sueldo base y actualmente está dejando de percibir el porcentaje.

Duque vive en Manizales con su esposa y dos hijos; en cuanto a su sustento durante el paro dijo que su empleador le sigue pagando el sueldo base, sin los porcentajes de los viajes. Afirmó que hay que resistir para no dejarse doblegar del Gobierno.

Sin embargo Duque finalmente aclaró que escogió ser camionero porque le va mejor que siendo empleado de cualquier empresa: “no escogí otra profesión por la economía, porque en un camión gano más salario que en otro lado, en una empres gano el mínimo y aquí obtengo hasta tres veces más de sueldo”.