Cargando contenido

Ibon Arezo, alcalde de esta ciudad Vasca, llegó a Montería al Primer Foro Mundial de Ciudades con Río, para compartir su experiencia en la recuperación de caudales.

Arezo enfatizó en que la experiencia de Bilbao surgió de la necesidad y de ver como la ciudad se hundía entre la contaminación, producto de procesos industriales y del desarrollo económico.

Entramos en una crisis profunda y nos hundimos, se empezaron a cerrar las industrias, hubo un gran desempleo y esa necesidad nos dio la virtud de tener que pensar, reflexionar, saber cómo teníamos que cambiar y evidentemente ese cambio venía para una ciudad más bonita, que requiere mucho más cuidado”, dijo el Arezo.

El Alcalde aseguró que esa nueva ciudad “sale de la necesidad no de una imaginación visionaria, sino que la necesidad hace virtud”.

Arezo dijo que el principal problema de las ciudades es “pensar que todo está hecho y parar, porque una ciudad que hoy se para va para atrás”.

El Alcalde de Bilbao reflexionó sobre quién terminará pagando al final la descontaminación de los ríos de cada ciudad.

En España se dice: el que contamina paga, quien echa los vertidos domésticos, los del inodoro, los de la lavadora, los de la fregadera y contamina el río somos los ciudadanos y en mayor medida las industrias y eso hay que pagarlo, con impuestos entre todos o desde realmente los que contaminan, que somos los industriales y los domésticos”, explicó.

Nosotros escogimos que en el recibo del agua, además de cobrar el abastecimiento de lo que cuesta el suministro del líquido, cobráramos una segunda cantidad para el plan de limpieza y saneamiento del río”, agregó el mandatario de Bilbao.