Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alcalde Gustavo Petro propone hacer subterránea la troncal de TransMilenio por la Caracas

A través de su cuenta en Twitter, el alcalde Gustavo Petro propuso deprimir el carril de Transmilenio de la troncal de la Caracas desde la Calle 72 a la Avenida Primero de Mayo para mejorar la movilidad y el comercio de la zona.

Petro preguntó a los vecinos de la zona si estarían dispuestos a pagar una contribución de este tipo al generar una valorización en las zonas colindantes a la obra propuesta.

Según explicó el Alcalde, "si se deprime el carril de Transmilenio de la Avenida Caracas esta volvería a recuperar su puesto estelar en el comercio. Deprimir el carril de TransMilenio significa que pase por debajo, como en túnel, por los cruces semafóricos. Desde el andén no se ve el bus".

Con esta obra, el Alcalde indica que "el TransMilenio dejaría de ser una barrera y el peatón puede con tranquilidad cruzar la Caracas. Se humaniza, se llena de árboles, cobra vida".

Respecto a la financiación, el mandatario distrital es enfático en que "la obra aumentaría el valor de los inmuebles colindantes y el volumen de comercio. Valoriza el entorno. ¿Estaría dispuesto el vecindario de la Caracas entre la 72 y la primero de mayo a pagar la valorización?".

La polémica sobre los cobros por valorización

Con esta propuesta se abre un nuevo capítulo en el debate de los cobros por valorización que tienen en aprietos al Distrito por la serie de inquietudes y protestas que han generado en la ciudadanía bogotana.

Al respecto, el alcalde Petro responde que "a quienes hablan de valorización, es bueno que sepan que esta es una devolución al Estado de una riqueza particular producida por obra pública. Cobrar valorización por obras públicas que enriquecen patrimonialmente sectores de alta capacidad de pago, es de lo más justo tributariamente".

Y puntualizó que "cobrar valorización a sectores de escasos recursos obras públicas, como ordenó el concejo en el 2005, es regresivo y profundamente injusto. La teoría básica del impuesto, ordenada por la Constitución, dice que el sistema tributario debe ser progresivo. Es precisamente una estrategia de equidad social es valorizar patrimonios de la gente de escasos recursos con obras publicas".