Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Petro anuncia pico y placa para buses; los transportadores advierten de "colapso"

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció medidas para hacerle frente a un déficit y falta de uso del Sistema Integrado del Transporte Público (SITP), que incluye pico y placa para los buses de transporte público tradicional.

El mandatario distrital aseguró que cada año de implementación del sistema del SITP le cuesta a la ciudad 700 mil millones de pesos.

"No se puede mantener un sistema con ese tipo de déficit. Las medidas concretas son: pico y placa para los buses tradicionales (y) vamos a financiar con recursos del Distrito la chatarrizacion, lo cual equivale a menor tarifa técnica y acelerar los pasos de la implementación", afirmó Petro.

Para el alcalde Petro, esas dos medidas lograran el equilibrio financiero del SITP y estimularía más el uso de los buses azules, que ahora circulan casi vacíos.

"La estructuración del SITP la hicieron en 2010, que son unos contratos de primera generación. Me explico: el riesgo del SITP lo asume la ciudad de Bogotá a través de su presupuesto y por tanto la ciudadanía", indicó Petro.

Agregó que "eso no ha llevado a gastar 700 mil millones de pesos el primer año y podría ocurrir lo mismo en el segundo año de implementación, quitando recursos a nuestra inversión en salud y educación. Eso no podemos sostenerlo".

Si establecen pico y placa la movilidad colapsaría: conductores de servicio público

Frente al anuncio del Alcalde sobre implementar la medida del pico y placa para buses tradicionales, la gran mayoría de conductores de buses y busetas en la ciudad rechazaron la medida anunciada por el alcalde Petro, para ellos los más perjudicados serían los usuarios porque no tendrían en qué movilizarse.

"Basta con mirar cómo se encuentra actualmente la movilidad, en las horas pico el transporte colapsa, la gente va literalmente en las puertas, ahora, si llegan a poner pico y placa simplemente no va a haber el número de buses suficientes para la gran demanda de pasajeros", aseguró uno de los conductores de servicio público.

No obstante, algunos conductores insatisfechos con trabajar de domingo a domingo consideran positiva esta medida y se encuentran expectantes para cuando empiece.

"Considero que esto ayudaría mucho a mejorar la movilidad, por ejemplo, las calles estarían mucho más desocupadas, además tendríamos un tiempo de descanso, en mi caso trabajo de domingo a domingo, por eso considero que esto sería muy bueno", destacó un conductor.

Pese a lo anterior, los conductores insatisfechos son más que los satisfechos, se estima que actualmente solo funciona el 40% de las 66 empresas de buses que había en Bogotá desde antes de la implementación del SITP y cuando se imponga el pico y placa, dicho porcentaje se reduciría aún más.

Finalmente, los conductores consideraron que la implementación del SITP no ha sido la correcta, por tal motivo cualquiera de las medidas que adopte la Administración Distrital no va a arrojar resultados positivos para la ciudad.