Cargando contenido

Esto será por solicitud de la Vicepresidencia de la República.

Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez
Cortesía: Prensa Vicepresidencia

La Vicepresidencia de la República, la Procuraduría General y la Secretaría de Transparencia crearon una alianza con la que esperan ponerle el ojo a la corrupción que se podría estar filtrando a través de la contratación en las regiones.

La vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, pedirá a los alcaldes del país un informe sobre los contratos directos que hayan realizado en el último año. 

La contratación directa tiene que tener un carácter excepcionalísimo y lo que vemos es una cantidad de entidades haciendo contratación directa y con únicos proponentes", dijo la funcionaria.

Agregó que "tenemos que abolir esto de los únicos proponentes porque es una manera de burlar las normas sobre contratación”. 

Lea también: Corruptos no pueden seguir viviendo como reyes en cárceles: Vicepresidenta

Tanto la Procuraduría como la Vicepresidencia adelantan reuniones para diseñar el mapa de riesgo de la corrupción y los mecanismos para capacitar en prevención a todos los servidores públicos del Estado, según reveló la funcionaria.

Aquí no basta con estar investigando corruptos y tratar de meterlos a la cárcel, aquí tenemos que prevenir y a través de transparencia evitar que se roben los recursos públicos”, indicó Marta Lucía Ramírez.

Por su parte el procurador Fernando Carrillo destacó el trabajo que se viene adelantando entre las entidades con el fin de combatir este flagelo y resaltó que hay "una sinergia entre los organismos de control y la Vicepresidencia de la República".

"Esto es fundamental en este momento en que la corrupción sigue generándose, lamentablemente en escenarios que uno nunca se imaginó, la corrupción a nivel regional, departamental y municipal”, indicó Car  

Le puede interesar: Vicepresidenta pide salida pacífica al régimen de Maduro en Venezuela

De acuerdo con el funcionario, entre las medidas que se planean implementar está la creación de una directiva "para que cualquier persona que aspire a ser contratista del Estado esté dispuesta a levantar a motu propio, la reserva bancaria sobre las cuentas relacionadas con sus contratos".

"La idea es llevar una contabilidad individual para cada uno de ellos, que permita una mejor facilidad en las investigaciones disciplinarias y las de la Secretaría de Transparencia", indicó. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido