http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/gobernadorantioquia.mp3 El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, aseguró que no va a permitir que en Antioquia los sitios de concentración y preagrupamiento no cuenten con la vigilancia y seguridad necesaria para que se desarrollen con disciplina y orden. En diálogo con RCN Radio, Pérez aseguró que no tiene miedo de denunciar todo lo que considere que no se esté cumpliendo en estas zonas y manifestó que los alcaldes locales de allí tienen una especie de amenaza psicológica porque tienen miedo de hacer cualquier tipo de denuncia por temor a represarías de los guerrilleros, ya que se encuentran armados. "Yo soy un gobernador que no le da miedo denunciar los desmanes, diferente pasa con los alcaldes de Antioquia que están psicológicamente amenazados, porque no pueden hablar", expresó el gobernador. Manifestó también que en las denuncias que ha hecho tanto él como algunos miembros de su equipo no ha existido nada distinto a ayudar en el proceso de paz. "La verdad es que yo me he reunido en diversas oportunidades con el presidente Santos, donde él mismo ha reconocido que el gobernador de Antioquia es una de los mandatarios más comprometidos con el proceso de paz, aquí no ha existido nada distinto a ayudar en el proceso de paz y se tomen las medidas, necesitamos unas zonas de preagrupamiento seguras y ponerle a esto orden", dijo. El gobernador, a partir de este 3 de enero iniciará una serie de visitas a las zonas de preagrupamiento y donde estarán ubicadas las zonas veredales transitorias de normalización. "Nosotros vamos a proceder a hacer las 15 visitas a los lugares de preagruamiento y también vamos a visitar 5 zonas de concentración para que esto funcione bien y en mi territorio el proceso de paz se lleve de una buena forma. Esperamos que en 6 días se termine el proceso de visitas", explicó Pérez. El recorrido del gobernador iniciara en dos zonas que se ubican en el municipio de Dabeiba y para la visita, según el gobernador, se conformó una comisión oficial compuesta por un integrante de las Farc, uno del gobierno, un verificador de la ONU y la gobernación de Antioquia pidió 3 cupos permanentes compuestos por la secretaria de Gobierno, el gerente de paz, un gobernador de paz además de la Procuraduría y un delegado de la Fiscalía.