Los primeros 2 puntos del preacuerdo en la discusión  entre los 8 alcaldes del departamento de Bolívar, incluyendo el mandatario encargado de Cartagena, con la directivas de la empresa Electricaribe,  son la ampliación del número de cuadrillas para el mantenimiento de las redes y el aumento en las inversiones para el mejoramiento de la infraestructura enérgica de la región.    El alcalde del Guamo, en el centro del departamento Javier Angulo, aseguró que los municipios también se están comprometiendo en invertir en mejorar el sistema de energía.   “Lo que pretendemos es solución definitiva a la problemática que está generando graves problemas de orden público en la región, entre los preacuerdos logrados se encuentran el aumento del número de cuadrillas de mantenimiento y una mayor inversión en las redes de energía”, dijo Angulo.   Los alcaldes de San Juan Nepomuceno, Marialabaja, El Guamo, Arjona, Arroyogrande, Santa Rosa, se encadenaron la mañana de este martes a la entrada del edificio Inteligente, donde están ubicadas las oficinas de la empresa Electricaribe.   La Protesta En horas de la mañana, alcaldes de 8 municipios del norte de Bolívar se encadenaron este martes a las afueras de la sede de Electricaribe en Cartagena, para protestar por lo que consideran "mal servicio" de la empresa en la región.   Entre los alcaldes se encuentra el mandatario encargado de Cartagena, Carlos Granadillo, quien aseguró en RCN La Radio que están "muy preocupados" por la situación de Electricaribe.   "Esta es una ciudad industrial y las empresas están cuestionando su presencia en la ciudad precisamente por los cortes de energía a que se ven avocados. Estamos encadenados esperando a ver qué dice Electricaribe y la inversión que tienen para el próximo año", dijo el Alcalde (e) de Cartagena.   Orlando Cogollo de Arjona:, quien expresó que "Exigimos a Electricaribe que el servicio sea óptimo. Los usuarios han pagado el servicio y por eso están en todo el derecho de recibir un buen servicio".   Por su parte, el alcalde de Mahates, Nicolás Cantillo, aseguró que no se moverán del sitio hasta que las directivas los atiendan.   "No nos vamos a mover de aquí. Los directivos tienen que atendernos y explicarnos por qué tienen tan mal servicio en la región", dijo Cantillo.   Los mandatarios están acompañados por miembros de su gabinete y decenas de pobladores de la zona.