Cargando contenido

La nueva ola invernal ha dejado trece personas muertas, centenares de damnificadas y millonarias pérdidas en cultivos.

Población indígena, la más afectada por el invierno en el departamento
Fundación Ayúdame a Crecer

El recrudecimiento del invierno en los últimos días deja afectaciones en varias regiones del país donde más de diez personas han muerto y cientos de familias han resultado damnificadas.

Las autoridades han lanzado alertas por deslizamientos de tierra y desbordamientos de ríos, en el centro y norte del país.

Caldas

Organismos de socorro y otras autoridades en el departamento de Caldas se mantienen atentos a cualquier emergencia en ese departamento, por cuenta de las fuertes lluvias que azotan principalmente el oriente de este territorio desde hace más de un mes.
 
Afectaciones en la movilidad de las principales vías por derrumbes y el reciente deslizamiento de tierras en el municipio de Marquetalia, que dejó 12 personas muertas, son algunas de las emergencias que llevaron al Ideam a declarar la alerta roja en esta región.

Lea también: Ideam declaró alerta roja en Caldas tras recrudecimiento del invierno
 
Esta declaratoria es para los municipios de Samaná, Marquetalia, Norcasia, Manzanares, Pensilvania y Victoria, donde el invierno se ha sentido con más fuerza. Estos mecanismos de prevención están activos incluso, aunque en menor medida, para la ciudad de Manizales.

Norte de Santander

Una mujer murió y sus dos hijos de ocho y diez años resultaron heridos, tras el derrumbarse la casa en la que vivían, por las fuertes lluvias de las últimas horas en el municipio de Ocaña.

Igualmente el mal tiempo han dejado incomunicados a los municipios de Convención y El Tarra, por deslizamiento de roca y tierra.

Entre tanto, los municipios de Teorama, Ocaña, Pamplona, Villa del Rosario, Convención y Ragonvalia, enfrentan pérdidas económicas por daños de cultivos agrícolas, así como colapso de vías y viviendas afectadas.

Antioquia

El Departamento de Gestión del Riesgo de Antioquia (Dapard) alertó a los consejos municipales de doce localidades realizar monitoreo a los niveles del río Cauca, los cuales han tenido un incremento.

En la estación de Bolombolo, en Venecia, se detectó una tendencia de ascenso en el afluente y se ubicó en 4 metros con 90 centímetros de altura. Incluso, en algunos momentos, el nivel alcanzó los 5 metros y medio. 

Lea además: Declaran alerta naranja en el Tolima por incremento de lluvias

Por el incremento súbito del Cauca, el segundo río más importante del país, están en alerta Titiribí, Armenia Mantequilla, Betulia, Ebéjico, Anzá, Sopetrán, Santa Fe de Antioquia, Olaya, Liborina, Toledo, hasta llegar a Ituango y Puerto Valdivia, en el municipio de Valdivia.

Además por las lluvias y varios derrumbes, los 11 mil habitantes de Peque, Antioquia, se están quedando sin alimentos, tras varios derrumbes que ocasionaron daños en el 80 por ciento de la vía de acceso a la localidad.

Chocó

Las fuertes lluvias causaron inundaciones en la zona urbana y rural de Sipí, en Chocó, donde 900 familias resultaron afectadas.

Las emergencias ocurrieron por los desbordamientos de los ríos Sipí, Garrapata y San Agustín que arrasaron con 21 casas y averiaron otras 35 en barrios y corregimientos. También colapsó el acueducto municipal.

Una de las afectadas es doña Elda Benítez, quien sostuvo que el agua se metió a su casa y causó varios daños. Sin embargo, hasta ahora no ha recibido ningún apoyo y se siente olvidada.

"El río subió hasta mi vivienda y se inundó. Se me mojó el arroz, los colchones y todo. Fue una cosa horrible. Hasta ahora, nadie nos ha ayudado. No es justo. Nosotros también somos seres humanos", aseguró la mujer.

Córdoba

Varias casas sin techos y cultivos de plátano arrasados dejó una fuerte brisa en algunas  veredas y corregimientos en el municipio de  Puerto Escondido, en la tarde de este jueves.

La oficina de Atención y Prevención Desastres de la Alcaldía y los organismos de socorro se trasladarán   en la mañana de este viernes a las zonas afectadas  con el fin hacer el censo real de familias damnificadas y cuantificar  las pérdidas  en cultivos.

En lo que  que va del año se han registrado varias emergencias en esta región provocada por vendavales   la cual es vulnerable por su ubicación cerca al mar.

Desde la Gobernación hicieron el llamado a las alcaldías para que continúen con los comités de atención de desastres, activados porque la temporada de invierno se extiende hasta finales de Octubre.

Santander

Crecientes súbitas de ríos y quebradas, así como caída de techos y desestabilización de terreno se han presentado en 12 municipios de Santander, los cuales se encuentran en alerta máximas, aseguró el director de Gestión del Riesgo, Ramón Ramírez.

El funcionario indicó que a ello se suma la afectación en varias carreteras como Bucaramanga – El Playón, Bucaramanga – Barrancabermeja y Bucaramanga – Pamplona, además de Curos – Málaga, en donde deslizamientos y caídas de piedra, por lo que estos ejes viales se mantienen con paso restringido.

Hasta el momento las lluvias en Santander dejan unas 100 familias afectadas.

Huila 

La Oficina para la Gestión del Riesgo del Riesgo de Desastres del Huila hizo un nuevo llamado a las autoridades y comunidad a tomar medidas de prevención ante el aumento de precipitaciones en esta segunda temporada de lluvias.

En lo que va de esta temporada que dio inicio a mediados de septiembre, han resultado damnificadas 67 familias, equivalentes a 111 personas, y 65 viviendas averiadas, cinco vías, dos alcantarillados y centros educativos afectados.

Boyacá

El comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Puerto Boyacá, capitán Fernando Yepes informó que 25 familias resultaron damnificadas, tras desbordarse el río Guaguaquí.

Inclementes han sido las lluvias en el municipio en el que aumentaron los caudales de las quebradas y de los ríos Magdalena.

"En la vereda Puerto Pineda 15 familias damnificadas y en la vereda Guanegro 10 más, como consecuencia de la creciente súbita del río Guguaquí", dijo el capitán Yepes.

Autoridades locales han enviado ayudas a la zona pero se continuará definiendo cuántos cultivos quedaron anegados.

La Guajira

Emergencia en gran parte del departamento de La Guajira, luego de que lloviera por más de doce horas ininterrumpidas.  Los municipios más afectados son: Riohacha, Fonseca, Uribía y sabana de Manaure.

Las autoridades aún no entregan balance de las afectaciones,  pero adelantan un recorrido por toda la península guajira, e indican que vienen  trabajando toda la noche para prestar atención las cientos de familias afectadas.

Según el Sistema de Alerta Temprana no se habían presentado lluvias como estas el departamento, desde septiembre del 2010 cuando dejó muchas afectaciones.

Risaralda

Las lluvias que no cesan en Risaralda generaron que las autoridades en Pereira evacuaran de manera preventiva de sus viviendas, de un barrio aledaño al río Otún, a once familias que se encontraban en riesgo, debido a una creciente súbita de esta fuente hídrica.

Entre tanto, en zona indígena de Pueblo Rico, en Risaralda, el río Agüita se llevó el puente de Itaurí, dejando incomunicadas a varias familias de las comunidades indígenas.

En materia vial, son varias las vías terciarias de los municipios de Marsella, Guática, Belén de Umbría y Balboa las que han resultado afectadas con deslizamientos de tierra.

Lo cual ha generado un pronunciamiento de los caficultores de Risaralda, quienes solicitan intervenciones inmediatas ya que tienen serios problemas para sacar desde sus fincas las cargas de café recolectadas en este momento de cosecha.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido