Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En el departamento hay 363 pacientes hospitalizados entre positivos COVID-19 y otras patologías.
Foto archivo

La Sociedad Colombiana de Anestesiología denunció que en varias regiones del país se está presentando un desabastecimiento de medicamentos como sedantes, opioides y relajantes neuromusculares, necesarios para la atención de COVID-19 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El presidente de esa entidad, Mauricio Vasco, señaló que la falta de los sedantes y analgésicos como midazolam, morfina, hidromorfona y metadona, se registra principalmente en Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín, Riohacha y Cartagena, donde se evidencia la máxima ocupación hospitalaria.

“Solicitamos acciones concretas y rápidas para que desde el Gobierno Nacional se mitigue y se aumente la producción nacional de los agentes de este tipo, que se puedan producir en el país”, indicó.

Lea también: Colombianos que pierdan empleo seguirán ‘activos por emergencia’ en sistema de salud

El médico agregó que el desabastecimiento de estos medicamentos, afecta también la realización de otros procedimientos como cirugías y tratamientos esenciales para la salud de los ciudadanos.

“Alertamos al Gobierno Nacional por el desabastecimiento de los medicamentos sedantes, analgésicos opioides y neuromusculares, para el manejo de los pacientes con ventilación mecánica por la COVID-19”, manifestó.

El doctor Mauricio Vasco pidió la importación urgente de esos fármacos, teniendo en cuenta que los procesos de llegada de los mismos podrían demorar entre dos y seis semanas.

“A la fecha se ha presentado un incremento marcado en el consumo de estos medicamentos comparado con el histórico y esto obedece al número de pacientes que ingresan a diario a cuidados intensivos”, sostuvo.

Lea también: Tenga en cuenta quién puede salir y quién no tras la extensión del aislamiento preventivo

El experto aseguró que incluso el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ha solicitado recomendaciones sobre alternativas relacionadas con el uso de otros fármacos.

“Hemos tenido el desabastecimiento del relajante muscular cisatracurio el cual se ha agotado en el país y eso nos preocupa, teniendo en cuenta que es muy difícil atender a los pacientes”, concluyó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.