La Superintendencia de Puertos y Transporte anunció que endurecerá los controles a la implementación del nuevo sistema de vigilancia biométrica para las escuelas de conducción en el país, tras denunciar que algunas de estas estarían buscando la forma de evadir este proceso, con el fin de mantener la expedición de certificados sin el cumplimiento de los requisitos que exige la norma.

El superintendente Javier Jaramillo manifestó que han encontrado que algunos de los Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) que actualmente operan en el país “estarían buscando entorpecer” la puesta en marcha de este nuevo sistema de vigilancia en línea, con el cual deben registrar paso por paso toda la instrucción que reciban los futuros conductores.

“Nos vimos obligados a implementar este sistema en los CEA, porque en las visitas de inspección encontramos que algunas escuelas y estudiantes se confabulan para no cumplir con las horas de clase exigidas. Por ejemplo, en una visita realizada en julio de este año, hallamos planillas de clases para los próximos meses firmadas por estudiantes recién inscritos en el curso; también encontramos Centros que no tenían cómo justificar los certificados que habían expedido en el periodo de tiempo auditado, ya que no tienen la capacidad operativa para atender dichos cursos”, denunció el superintendente Javier Jaramillo.

El jefe de esta entidad reconoció que se han presentado algunos problemas en el inicio del nuevo sistema de vigilancia a los CEA, pero indicó que estos no han sido por la plataforma que ofrece la SuperTransporte, sino por falta de mejoras en la infraestructura y logística de las escuelas de conducción.

“A ellos se les avisó de esto hace muchos meses, hemos venido hablando con ellos y les explicamos lo que se iba a hacer, en ese orden de ideas hemos encontrado cosas tan sencillas como que por ejemplo no tienen el ancho de banda de internet suficiente o que ni siquiera cuentan con una cuenta bancaria para el pago de los cursos, había que organizarse y se les dio el tiempo suficiente”, dijo el SuperTransporte.

Javier Jaramillo recordó que el nuevo sistema permite un monitoreo y trazabilidad del desarrollo de los cursos, exigiendo un registro en línea junto con la validación biométrica (huellas) de la identidad de cada instructor y estudiante, antes y después de cada clase teórica o práctica, en dispositivos instalados en cada aula y vehículo de enseñanza de la escuela, que permitirán saber en tiempo real si se está cumpliendo a cabalidad con el proceso de enseñanza.

“Las irregularidades en este tema eran muchas, encontramos carros que no eran aptos, los instructores no tenían la capacitación suficiente o sencillamente se le daba la licencia porque sí, sin ningún tipo de control a la enseñanza, durante los últimos 3 años, la entidad ha realizado cerca de 1.000 visitas de inspección a CEA y en este mismo periodo ha investigado 439, de los cuales ha sancionado a 175, con cancelaciones de la habilitación, multas por $450 millones y suspensiones entre 6 y 24 meses”, dijo Javier Jaramillo.

De acuerdo con cifras del Registro Único Nacional de Tránsito, actualmente en Colombia hay 14´386.168 licencias de conducción expedidas, de las cuales más del 70% corresponde a hombres, un 29% a mujeres y un 1% (902 mil licencias) a menores de edad.