Twitter @GeneralNietoR


Este 9 de diciembre las autoridades lograron dar uno de los golpes más duros contra el narcotráfico y la criminalidad con la captura de alias Tom o Carlos Chata, quien ostentaba el 80% del control delincuencial en Antioquia y es requerido en extradición por parte de Estados Unidos por el delito de narcotráfico.

Juan Carlos Mesa Vallejo más conocido como ‘Tom’ se había convertido en el terror de la región antioqueña, ordenaba asesinatos sin piedad, se lucraba de extorsiones y traficaba droga a Europa y Estados Unidos, por lo que las autoridades ofrecían hasta dos millones de dólares por información que llevara a su paradero.

[imagewp:429953] Twitter @GeneralNietoR

'Tom’ fue incluido en la Lista Clinton al ser considerado como uno de los narcos más poderos del país.

Alias Tom, uno de los jefes de la estructura criminal La Oficina y máximo líder de la banda Los Chatas, es considerado como el verdadero sucesor de Pablo Escobar, estuvo a su servicio desde 1988, cogió sus rutas del narcotráfico y había logrado escabullirse de las autoridades como este.

Desde el 2013 tras la extradición de alias Sebastián, Juan Carlos Mesa Vallejo tomó el control de la banda criminal y luego hizo alianzas con el Clan del Golfo. Ahora, se conoce que tiene vínculos con alias Popeye, jefe de los sicarios del Cartel de Medellín.

[video width="640" height="432" mp4="http://www.rcnradio.com/wp-content/uploads/2017/12/WhatsApp-Video-2017-12-09-at-5.33.10-PM.mp4"][/video]

Así se pudo constatar ahora con su captura. El 9 de diciembre se llevó a cabo el operativo en una finca en zona rural del municipio de El Peñol, oriente antioqueño, mientras celebraba su cumpleaños junto a su esposa, dos antiguos extraditados, alias Botija y Barbado, y en compañía de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, quien permanece en libertad condicional tras pagar tres quintas partes de su condena.

[imagewp:429948] Twitter @GeneralNietoR

La presencia de ‘Popeye’ en esta fiesta despertó indignación en los colombianos y la Fiscalía pidió que se le revocara la medida. Según las autoridades, desde 2015 alias Popeye y ‘Tom’ han tenido una serie de conversaciones y encuentros.

Ante esto, esta fue la respuesta que dio 'Popeye': “No le tengo miedo a lo que le temen las Ratas del si. Si hay que ir a prisión voy. En poco tiempo estaré de nuevo atacando este maldito gobierno. No le temo ni a la cárcel ni a la muerte. Soy un guerrero y como tal. Me comporto. Soy una figura pública y puedo ir donde sea”.

En el lugar de la captura de alias Tom fueron hallados 14 mil dólares, dos pistolas chapadas en oro, 96 millones de pesos en efectivo, una maleta. Sin embargo, en la habitación que le correspondía a ‘Popeye’ en dicha celebración no se halló ningún objeto sospechoso.

[imagewp:429951] Twitter @GeneralNietoR

Se dice que el sucesor de Escobar, quien portaba una cédula falsa, le prestaba la seguridad a Popeye y a otros sicarios del Cartel de Medellín y estaba al servicio de Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna.

Al parecer la captura de este narco se dio tras la interceptación del teléfono de Iván Suárez Muñoz, alias Barbas, quien fue el encargado de organizar la fiesta y llevar mujeres al encuentro.



Hace algunos meses hubo especulaciones sobre una posible entrega de alias Tom, lo cierto es que no se efectuó y ahora deberá responder por los delitos de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, porte ilegal de armas de fuego, falsedad en documento y narcotráfico. Cargos que no aceptó durante la audiencia que se realizó en Medellín y en la que se le ordenó medida de aseguramiento.

Alias Tom fue recluido en la cárcel de máxima seguridad La Paz de Itagüí.

Como su sucesor se perfila alias Montañero o el anciano.