Foto: Tomada de Google.com

Los fuertes aguaceros registrados en la ciudad tienen a los organismos de socorro en constante monitoreo de sectores de alto riesgo, cuencas, microcuencas y zonas de ladera, para detectar cualquier irregularidad que pueda desencadenar una emergencia. El jefe de la Unidad de Gestión del Riesgo de Manizales, Jairo Alfredo López Baena, señaló que con ingenieros de la dependencia se adelantan verificaciones de terrenos y afluentes como la quebrada Manizales, la cual generó inundaciones en diferentes sectores el pasado martes 7 de noviembre. Según el Ideam, la segunda temporada de lluvias que atraviesa el país podría extenderse hasta finales de noviembre y el Eje Cafetero es una de las regiones más propensas a sufrir fuertes precipitaciones. Por lo anterior, las autoridades locales reiteran a la comunidad estar alerta y reportar cualquier novedad que identifiquen en sus entornos. A la fecha el acumulado de lluvias en Manizales es de 150 milímetros, lo cual no hace necesario emitir una primera alerta amarilla. Las recomendaciones:

  • Limpiar los residuos en canales y bajantes para que no se obstruya el paso del agua.
  • Tener buena canalización en los predios para que las aguas lluvias no sean absorbidas por laderas o taludes.
  • Monitorear los entornos para detectar irregularidades en zonas de ladera.
  • No arrojar basuras en sumideros para que no se presenten inundaciones.
  • En caso de emergencia comunicarse a la línea 119 de la UGR y el Cuerpo Oficial de Bomberos.