En su mensaje de despedida del 2015, el presidente Juan Manuel Santos se refirió a los retos que ha asumido el país en materia económica y sostuvo que el 2016 podría ser el año definitivo para la paz.

"El 2015 fue un año con dificultades –sobre todo por el entorno internacional que afectó nuestra economía–. No obstante, seguimos creciendo y generando empleo", aseguró el mandatario en su alocución.

El Presidente también aseguró que el año entrante, los programas de educación y vivienda del gobierno seguirán siendo prioritarios para el gobierno.

"Vamos a seguir avanzando para que más jóvenes tengan acceso a educación de calidad; más familias pobres y de clase media tengan casa propia; más hogares cuenten con servicios públicos básicos, y para que siga la gran revolución de la infraestructura, construyendo las vías más modernas de nuestra historia", agregó el presidente Santos.

Por último, Santos invitó a los colombianos a hacer el ejercicio de cada uno "preguntarse cuál es nuestro papel en la construcción de la paz".