Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alta informalidad atenta contra el trabajo decente: Mintrabajo

Exministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón / Foto: AFP


En el marco del Día Internacional del Trabajo Decente, el Gobierno reportó que la informalidad laboral y el trabajo infantil son los dos grandes retos que tiene el país para lograr ese objetivo.

Según el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, el campo es el sector con mayor nivel de informalidad en el país, registrando una falta de condiciones formales en el 88% de casos.

"En las tres ciudades metropolitanas en las que se miden los estudios de este tipo, la informalidad alcanza el 49%, mientras que en el campo, alcanza el 88%, y es allí donde se verán los frutos de la paz, una labor que hay que hacer desde ya, bajar estos niveles", señaló el ministro Garzón.

El funcionario dijo, además, que pese a que el trabajo infantil ha bajado del 10,2% al 9,3% en el último año, todavía hay sectores como el del comercio que permiten que los menores desempeñen este tipo de labores ilegales.

"Los sectores donde hemos visto que hay más casos de trabajo infantil son el comercio, la caña, el algodón y el arroz, en estos hemos venido adelantando una labor de promoción de la cultura de la legalidad, para que los niños no estén trabajando, sino estudiando como se debe", sostuvo Garzón.

El Ministro de Trabajo también señaló que el denominado bloque de búsqueda impulsado por el gobierno para luchar contra el trabajo infantil, ha sido fundamental para la caída de este indicador.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más de un millón de niños están inmersos en el trabajo infantil.

Según un estudio de la Universidad del Rosario, entre el 50 y el 75% de los empleados del país, se encuentran realizando un trabajo precario.

Entre tanto, cifras entregadas por el Ministerio de Trabajo señalan que "la población ocupada aumentó, al pasar de 54,6 % a 57,4 %; el desempleo disminuyó de 12,5 % a 9,7 %, y la tasa de aquellos que no están estudiando ni trabajando, pasó de 23,3 % a 20,9 %".