Las Altas Cortes lanzaron un paquete cargado de reformas teniendo en cuenta que es la primera vez que la misma rama está proponiendo auto reformarse, cada una ha lanzado propuestas para cambiar el modelo actual en poder judicial. (Lea acá: Santos propuso acuerdo nacional para reformar la justicia, pero sin polarización)

La Corte Suprema de Justicia

Para la Corte Suprema de Justicia es necesario hacer reformas en materia de presupuesto, regular la estructura orgánica de la Rama y reformar la postulación que hace la Corte en entidades como la Procuraduría, la Fiscalía, la Corte Constitucional y la Judicatura. Considera oportuna y necesaria la integración de un Tribunal de Aforados o cualquier otro órgano idóneo que se disponga para la investigación de conductas penales, disciplinarias y fiscales en las que eventualmente puedan incurrir sus integrantes. La Sala Plena está de acuerdo con la eliminación de las facultades electorales que actualmente tiene a su cargo. Y avala la suscripción del Gran Acuerdo Nacional para Reformar la Justicia,

La Corte Constitucional

La Corte Constitucional propone revivir el tribunal de aforados, rediseñar de las facultades electorales de las Altas Cortes, reformar el método de selección de magistrados y revisar la enseñanza del derecho, esto desde la academia.

El Consejo de Estado

Por su parte el Consejo de Estado dice que es necesario suprimir las facultades electorales de los magistrados, la creación de un mecanismo de control para los magistrados de las altas cortes, medidas de descongestión judicial y una reforma desde la academia en las facultades de derecho. Las tres Altas cortes concuerdan en que se debe analizar con lupa cuál es el camino para la reforma: si un acto legislativo un referendo o una constituyente