El alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, respondió a las críticas hechas por sectores de oposición a la posibilidad de que militares cubanos lleguen a Colombia para hacer parte de la Misión de la ONU que verificará la concentración y el desarme de las Farc. Jaramillo afirmó que Naciones Unidas, que es la encargada de coordinar este proceso, es autónoma para conformar su equipo de verificadores. “El Gobierno y las Farc depositaron su confianza en las Naciones Unidas para que escojan los países de América Latina que participarán en el mecanismo con una sola restricción, y es que no debería haber países fronterizos. Esas son las reglas de juego y así vamos a jugar”, manifestó. Según confirmó la delegación de Naciones Unidas, serán alrededor de 500 verificadores internacionales que estarán en Colombia, entre ellos de 30 cubanos desarmados y sin uniforme. Algunos expertos de otros países ya se han ido trasladando a las zonas que fueron destinadas para la ubicación de los guerrilleros desmovilizados.