Carlos Lozano Guillén, activista del movimiento Marcha Patriótica y director del Semanario Voz, sostuvo que la propuesta del presidente Santos de ponerle una nueva fecha límite al proceso de paz podría resultar nuevamente nociva para los diálogos. En entrevista con RCN Radio, Lozano aseguró que la medida evaluada por el Gobierno no contribuye a enmendar los problemas que están intentando ser solucionados, tarea para la cual se requiere de paciencia y tiempo. “Amarrarlo (el proceso de paz) a la dictadura del tiempo nos vuelve a ocurrir lo que ya ocurrió con el 23 de marzo. Al contrario de lo que dice el señor presidente, se debería hacer un cronograma con relación a los temas que están pendientes”, explicó Lozano. Además, Carlos Lozano también se refirió a la crisis generada luego de que el pasado 23 de marzo no se firmara un acuerdo, como había sido anunciado. “Lo importante es que, a pesar de que el 23 de marzo no hubo un acuerdo definitivo, se va a seguir dialogando”, argumentó Lozano Guillén. “Mientras haya diálogo, hay capacidad de solucionar los problemas que se están enfrentando. Aquí hay mucho nerviosismo”, postuló el Director del Semanario Voz.