Cargando contenido

Imagen referencial // Foto: Ingimage



La Asociación Colombiana de Medios de Información (Ami) mostró su preocupación por una sentencia de la Corte Suprema de Justicia, que le dio la razón al Tribunal Superior de Bogotá y ordenó a la revista Semana revelar parte de la información y su procedencia, que usó para la publicación del artículo “Pecados de Eike”, el cual al parecer afectó el buen nombre de Leyla Rojas.

La Corte concluyó que “si bien la actividad periodística ostenta un rango constitucional, no es ‘absoluta’”, sin embargo en la sentencia la revista Semana critica la decisión del Tribunal advirtiendo que “constituirá que en cualquier juicio se tengan que exponer nombres, correos, teléfonos y demás información que se usó para la investigación”.

¿Dónde queda el secreto profesional si nos obligan a revelar nuestras fuentes? Werner Zitzman, director ejecutivo de la AMI, indicó en diálogo con RCN Radio que este es un precedente nefasto para el periodismo en Colombia, ya que viola el principio de secreto profesional y deslegitima el ejercicio de esta profesión, además de coartar la investigación y denuncia de posibles casos de corrupción.

“Se origina en una protección que tiene varias presunciones constitucionales: la de cobertura de toda expresión por el ámbito de protección constitucional, la sospecha de inconstitucionalidad de toda limitación de la libertad de expresión, la presunción de primacía de la libertad de expresión sobre otros derechos, valores o intereses constitucionales con los cuales pueda llegar a entrar en conflicto y la presunción de que los controles al contenido de las expresiones constituyen censura”, expresó.

“En este momento nos preguntamos todos los medios en dónde quedaría el secreto profesional, que en nuestro caso es la reserva de las fuentes, con un antecedente jurisprudencial de este tamaño (...) apenas nos enteramos unimos nuestros esfuerzos para argumentar que esto no puede ocurrir”, dijo Zitzman.

La AMI indicó que son conscientes de que el periodismo no se puede desligar de la justicia y por eso siempre los medios de información están dispuestos a presentar las pruebas que sean necesarias, siempre y cuando no se ponga en riesgo a las fuentes, ya que están protegidas por el secreto profesional.

“Le presentamos a la Corte todos los argumentos para que recapacitara esta decisión y no fuimos escuchados, ahora esperamos que le presten atención a la impugnación interpuesta, ya que consideramos que hubo un desliz que se puede corregir”, dijo el vocero de la AMI.

La Asociación Colombiana de Medios de Información pidió a los altos tribunales que recapaciten en su última decisión, aunque advirtieron que están dispuestos a llegar hasta instancias internacionales, con el fin de preservar el derecho que tienen los periodistas a reservar sus fuentes.