Cargando contenido

Las imágenes que se conocieron este jueves corresponderían a la de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra.

Periodistas ecuatorianos secuestrados
Familiares de periodistas ecuatorianos asesinados.
Foto: AFP

Imágenes conocidas en la tarde de este jueves en las que aparecen los que serían los cuerpos de los tres periodistas ecuatorianos, que fueron secuestrados el pasado 26 de marzo, son analizadas por el Ministerio de Defensa que es la entidad encargada de entregar un pronunciamiento sobre la veracidad de dichas imágenes.

Fuentes de la Flip y Fundamedios, que recibieron en principio las imágenes, indicaron a RCN Radio que sin tener un peritaje técnico y un análisis forense se infiere que las fotos que fueron divulgadas pueden ser de los comunicadores pues, además del parecido físico, los cuerpos aparecen vestidos con la misma ropa que llevaban los periodistas en la última prueba de supervivencia dada a conocer el 3 de abril.

Asimismo desde la Cumbre de las Américas en Lima se confirmó que el presidente ecuatoriano Lenín Moreno regresó a Quito (Ecuador) para confirmar la información que circula sobre los periodistas secuestrados.

No obstante que algunos medios dan como un hecho cierto el asesinato de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra, esto no ha sido aún confirmado por una autoridad competente.

Además, las mismas fuentes indicaron que  antes de que se hiciera pública la versión sobre estas fotos, Fundamedios ya había entregado el material a los familiares de los tres secuestrados.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) informó, a través de un comunicado, que tras recibir la supuesta prueba la puso en conocimiento del Gobierno a quien le exigió “pronunciarse sobre las fotografías relacionadas con los periodistas”. 

Una vez en manos del Gobierno, el vicepresidente Óscar Naranjo señaló que las fotografías fueron remitidas al Ministerio de Defensa y reiteró que esta entidad es la encargada de confirmar si corresponden o no a los periodistas ecuatorianos.

De igual forma la Flip condenó la actuación de los gobiernos de Ecuador y Colombia por su “falta de diligencia en proteger la vida de los reporteros”. 

Según expresó la Fundación para la Libertad de Prensa, los gobiernos de estos dos países no han trabajado de manera conjunta para lograr que los tres comunicadores hayan sido dejados en libertad por este grupo guerrillero.

Insisten en un trabajo más diligente y transparente, al tiempo que señalan que “la gravedad de los hechos exige acciones más responsables”.

Este es el comunicado

Hacia la 1:30 pm. de hoy, 12 de abril, Noticias RCN conoció 3 delicadas fotografías de los tres trabajadores de El Comercio secuestrados por disidencias de las Farc y puso ese material en conocimiento de la FLIP. A las 3 de la tarde, la Fundación las entregó al gobierno colombiano. Por su parte, Fundamedios informó al Estado ecuatoriano sobre lo sucedido.

Una hora después de que la FLIP entregara las imágenes, el vicepresidente Óscar Naranjo respondió que se está dando trámite para hacer las verificaciones correspondientes y para establecer contacto con las autoridades ecuatorianas.

A las 5 de la tarde, RCN Noticias hace público su conocimiento de las fotografías. Antes de esto, Fundamedios había entregado el material a los familiares de los tres secuestrados.

Previamente, a las 10 de la mañana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a favor de los tres periodistas. Esta decisión ordena a los Estados ecuatoriano y colombiano a: (1) adoptar medidas necesarias para salvaguardar la vida de los tres periodistas, (2) garantizar que estos puedan desarrollar sus actividades periodísticas sin intimidación, amenazas u otros hechos de violencia y (3) informar sobre acciones adoptadas para investigar los hechos.

Según el Principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.”

La FLIP condena la actuación de los gobiernos de Ecuador y Colombia por su falta de diligencia en proteger la vida de los reporteros. Los gobiernos de Lenin Moreno y Juan Manuel Santos no han trabajado conjuntamente para conseguir la liberación oportuna de los tres trabajadores. Adicionalmente, no se ha acudido de manera eficiente a organizaciones internacionales humanitarias o a otros posibles mediadores -como la iglesia católica- para facilitar la liberación.

Debido a la gravedad del contenido de las imágenes y al clamor de las familias por conocer la verdad, la FLIP le exige al gobierno colombiano que se pronuncie sobre la veracidad de las mismas. En el mismo sentido, la FLIP enfatiza que los gobiernos ecuatoriano y colombiano deben actuar de forma más diligente, armónica y transparente. La gravedad de los hechos exige acciones más responsables.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido