Cargando contenido




Óscar Escobar Ramírez, llegó al municipio de Santander de Quilichao, Cauca, pasadas las cinco de la mañana de este miércoles 31 de enero, en compañía de uniformados del Ejército y la Policía.

Atrás quedaron cinco días de incertidumbre que vivió cautivo, en cambuches, en los que dormía durante el día y caminaba en la noche.
Óscar aprovechó un descuido de sus captores y se fugó. El comerciante atribuye el logro a una ayuda divina.

“Me dejaron solo, un ángel me soltó. Me tenían en el monte. Me movían toda la noche. Amarrado me mantenía en casas viejas y en cambuches”, explicó el hombre ya en libertad.

De acuerdo con su testimonio, hombres que vestían de jeans, portaban armas largas y siempre lucían encapuchados, lo iban a trasladar caminando por medio de las montañas caucanas hasta el departamento del Huila.

El coronel Nelson Díaz, comandante de Policía, Cauca, manifestó que los sujetos eran integrantes de un grupo residual de Las Farc a cargo de Alias Mordisco y Alias El Burro.

Óscar Escobar Ramírez de 50 años de edad, comerciante de un (Fruver) en Cali, ya está en un lugar seguro, acompañado de sus seres queridos.

Los resultados de los exámenes médicos fueron óptimos. Autoridades confirmaron que se trata de un secuestro extorsivo pues los captores pedían una fuerte suma de dinero.