La Agencia Nacional de Infraestructura anunció que la próxima semana iniciará el proceso de caducidad del contrato del Corredor vial Puerta de Hierro - Palmar de Varela y Carreto - Cruz del Viso, que actualmente tiene con la Concesionaria Vial Montes de María S.A.S. (propiedad de la firma española Sacyr), por incumplimiento de obras. Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, aseguró que Sacyr ha tenido todas las garantías para el desarrollo del contrato y que incluso los árbitros y el Amigable Componedor (encargado de dirimir las diferencias técnicas entre las partes), le han dado la razón al Estado en esto. “Aquí lo que tenemos es un atraso en el inicio de las obras de más de nueve meses, ellos lo que están alegando es que hay cambios en los terrenos arcillosos por donde pasan las vías y que esto terminará afectando el valor real de la obra; algo que no es cierto y que pese a que hemos estado en toda la voluntad de negociar, no ha sido posible llegar a un acuerdo”, dijo Andrade. La disputa entre Sacyr y el Gobierno Nacional surgió luego de que estudios técnicos arrojaran, según los españoles, que las arcillas propias de este sector se expanden más de lo previsto cuando reciben agua, lo que deriva en mayores precios de la obra y genera un desequilibrio financiero; posición con la cual la ANI no está de acuerdo ya que dicho comportamiento del subsuelo es un riesgo que asumió el contratista. “Ellos en este momento están haciendo el mantenimiento rutinario de la vía y están atendiendo el servicio de emergencias, pero las obras que deberían haberse dado hace nueve meses no han podido empezar por cuenta de esta controversia, ya estamos analizando la situación y la próxima semana iniciaremos el proceso de caducidad”, dijo Luis Fernando Andrade. La concesión adjudicada a Sacyr corresponde a una vía que tiene un trazado de 202 kilómetros que pasará por 14 municipios de los departamentos de Sucre, Bolívar y Atlántico, fue adjudicada como la primera obra de la segunda ola de las vías de cuarta generación (4G). La ANI ha impuesto sanciones por más de 11 mil millones de pesos a Sacyr, debido a los incumplimientos.