Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Anif propone pico y placa especial para carros no matriculados en Bogotá

Foto: Colprensa - Mauricio Alvarado


Según un análisis realizado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras Anif, la salida a la congestión vehicular y a la contaminación que vive Bogotá, pasa por un refuerzo en materia de impuestos y endurecimientos de medidas como el pico y placa para los automotores que no estén matriculados en la capital.

En opinión del centro de análisis económico, "la solución a este complicado problema de congestión-polución en Bogotá pasa por acciones múltiples como por ejemplo, mayores controles ambientales sobre el parque automotor; la agilización de las obras referidas a vías circunvalares, y el endurecimiento de al menos un día de restricción-adicional del Pico y Placa para los vehículos no matriculados en Bogotá".

Esto último, con el fin de incentivar la migración de la matrícula de dichos vehículos hacia Bogotá (donde contaminan y usan las vías), buscando incrementar los recaudos del impuesto al rodamiento.

En el punto específico del pico y placa, Anif insiste en que hay que "acelerar la dotación de vías más expeditas, cabe refinar este esquema para aquellos vehículos que no han sido matriculados en Bogotá, pero que en realidad viven contaminando nuestra ciudad, sin pagarle nada a ella".

"La implementación de ello debe contemplar esquemas temporales de subsidio en el traspaso-matrícula de dichos vehículos hacia Bogotá (capturando sus recaudos en el largo plazo)", señala el centro de estudios económicos.

Según Anif, ahora Bogotá tiene el triple problema de lentitud en el desplazamiento, alta contaminación y abundancia de vehículos que pagan sus impuestos fuera de Bogotá, pero contaminan en la ciudad.

"Se estima que los vehículos matriculados en Bogotá bordean los 2 millones (casi doblando su cifra en el último quinquenio). Ello incluye cerca de 500.000 motocicletas, implicando elevada accidentalidad", explica el organismo.

Puntualiza Anif que estos problemas de congestión y contaminación, han escalado con particular vehemencia en América Latina, incluyendo Santiago de Chile y Ciudad de México, ambos con relativa diversificación de sus sistemas de transporte (metros y buses-masivos).