Cargando contenido

La Supersalud dijo que 16 EPS están con medida especial y advirtió sanciones contra las que no la cumplan.

El jefe del ente de control sostuvo que Eps que no cumpla dejará de funcionar en el país.
Cortesía: Gobernación de Bolívar.

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, afirmó desde Cartagena que se avecinan decisiones drásticas y ejemplares para poner en cintura a las EPS en el país.

Indicó que trazó una hoja de ruta para acabar "con la guachafita de las EPS", que está afectando no solo el acceso a los servicios médicos a sus usuarios, sino el pago de los recursos que gira el Gobierno Nacional a las ESE.

Lea también: Proyecto busca la eliminación de las EPS por crisis en el sistema de salud

Anunció que dio instrucciones claras a cada Entidad Promotora de Salud (EPS), y fijó fechas de entrega de informes sobre atención a pacientes y facturación. En ese sentido, una vez evalúe la información espera, antes de finalizar enero de 2019, estar impartiendo las primeras decisiones sobre qué EPS no operarán más en el Colombia.

"Tengo 16 EPS en medida especial, restricción de afiliación. Emití una resolución con unos tiempos perentorios, 30 días para que me entreguen los documentos de habilitación, 30 días adicionales para que disminuyan peticiones, quejas y reclamos, y 30 días más para los indicadores financieros. La que no cumpla, se va del país (...) Antes de enero se estarán entregando las primeras decisiones", manifestó.

Así mismo, expresó que le preocupa la situación administrativa y financiera de entidades como Comparta, Salud Vida y Comfacor, al tiempo que aseveró que para las EPS que no muestren voluntad para mejorar "se tomarán decisiones mucho más rápidas".

Lea también: EPS que no presten servicios con calidad deben ceder espacio a otras: Procuraduría

Las declaraciones del Supersalud se dieron tras sostener una reunión con el gobernador de Bolívar, Dumek Turbau Paz, gerentes de ESE, secretarios de salud y alcaldes de varios municipios del departamentos, con los que se comprometió a desarrollar un plan de trabajo para mejorar la prestación de los servicios de salud en esta zona del país.

Sobre el balance de esta sesión de trabajo, Aristizábal precisó los tres compromisos por el bienestar de la salud en el departamento:

“Primero, no vamos a seguir salvando EPS, debe haber un compromiso de la administración. Segundo, haremos unas mesas de flujo de recursos porque debemos poner en cintura a las EPS, hay muchas entidades de salud que no han liquidado contratos de 2016 y 2017. Si no los tienen firmados, las sacaremos del departamento y a estas mesas deberán asistir los gerentes de la compañía. Y tercero, con el gobernador priorizaremos la red pública de hospitales para llevar algunos a saneamiento financiero”.

Se espera que a principios de enero del próximo año se realicen dos reuniones en Bogotá entre la Supersalud y una delegación de representantes de la salud en Bolívar, con el objetivo de ir articulando el plan de acción para garantizar la continuidad de los servicios médicos en el departamento.

“Con el apoyo de Supersalud se acabó el desorden de las EPS abusando del servicio de salud y  permitiéndonos el superintendente poner en cintura a estas entidades que durante muchos años vienen atropellando de manera brutal a los ciudadanos de Bolívar, sobre todo a los más pobres”, apuntó el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido