Cargando contenido

Lluvias en el Urabá antioqueño/Foto cortesía



Cinco veredas ubicadas a media hora del casco urbano de Chigorodó permanecen inundadas por un fuerte aguacero que azotó al Urabá antioqueño. El censo inicial es de 150 familias afectadas por el ingreso del agua a sus viviendas.

El alcalde del municipio, Daniel Álvarez Sosa, aseguró que las lluvias desbordaron los ríos León y Chigorodó, dañando los cultivos de los campesinos y los enseres.



En Apartadó, una vivienda se desplomó y, a esta hora, avanza la verificación de damnificados, señaló el coordinador de Gestión de Riesgo, Carlos Manuel Montes.



Murindó es otro de los municipios azotados por la temporada invernal en Urabá. Mil 300 familias tuvieron afectaciones en sus inmuebles y cultivos. Los ríos Cauca, Murindó y Atrato están en alerta roja por probabilidad de creciente súbita.