En la habitación de un inquilinato del barrio Moravia, nororiente de Medellín, las autoridades encontraron hacinados a tres ciudadanos de Bangladesh, siete de India y siete de Nepal. Los encargados de movilizarlos, les habrían robado dos mil dólares y los celulares. El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Rodríguez Acosta, explicó que los extranjeros, habrían ingresado a Colombia por la frontera con Ecuador. Tenían planeado viajar a Urabá, pasar a Panamá, y tenían a Estados Unidos como destino final. Los hombres, entre los 25 y 35 años, quedaron a disposición Migración Colombia, para definir su estatus en el país. Durante este año, se han ubicado cerca de 2 mil 600 inmigrantes que están en condición irregular. Las nacionalidades más recurrentes son haitianos y cubanos.