Por un falso positivo en Antioquia, condenan a integrantes de las Fuerzas Especiales del Ejército.

La justicia dejó en firme una condena de 20 años de prisión  contra ocho miembros de las Fuerzas Especiales del Ejército, quienes se declararon culpables de un falso positivo,  donde la víctima fue el joven, Sandro Alberto Montoya Mejía.

No hubo ataque a una patrulla militar en la autopista Medellín- Bogotá, el 13 de marzo de  2005  por parte de la guerrilla, según el fallo proferido contra el subteniente, Edgar Andrés Torres Hurtado; el Cabo Primero, Andrés Cervantes Blanco y el Cabo Segundo, César Felipe Castillo.

La misma pena y el pago de una indemnización a los familiares de Sandro Alberto,  recayó sobre los soldados profesionales, Darío Blandón Ruiz, Joaquín Ferney Hidalgo Higuita, Carlos  Alberto Villa Cañón, John Jairo Posada Arroyave, y Henry Alberto Herrera Pereira.