En Murindó, Urabá Antioqueño, el nivel de las aguas ya está por alcanzar los dos metros. Durante esta segunda temporada de lluvias , más de 579 familias se han visto afectadas por el desbordamiento de ríos y quebradas, los pozos sépticos no dan abasto y se teme que los problemas sean más graves ya que los malos olores y a las basuras que también “nadan” por las calles del municipio pueden generar brotes de enfermedades. El alcalde Jorge Maturana Úsuga, indicó que es necesaria y urgente la intervención del gobierno nacional para una reubicación del casco urbano de este municipio, ya que las emergencias se repiten cada año.     Una comisión de la gobernación de Antioquia se encuentra realizando las respectivas evaluaciones para determinar el tipo de ayudas que se requieren para las más de 2 mil personas afectadas. Otro de los municipios que están bajo el agua es Vigía del Fuerte, donde se desbordaron los ríos Murrí y Archía.