Algunas empresas distribuidoras de pipetas de gas se habrían negado a llevar el producto a viviendas de la parte alta del barrio Calasanz, occidente de Medellín, por intimidaciones de combos delincuenciales del sector.

El comandante de la Policía Metropolitana, General José Gerardo Acevedo, anunció que un grupo especial de la institución acompañará a los conductores de los vehículos para evitar que sean víctimas de extorsiones o amenazas.

"Es un grupo especial que investiga este tipo de situaciones de Policía Judicial. Tiene la consigna de acompañar a estos carros, cuando así lo requieran, cuando haya estas dificultades", señaló el alto oficial.

Las autoridades pidieron a la comunidad denunciar casos de extorsiones, debido a que las investigaciones de estos hechos delictivos, tienen una efectividad cercana al 99 por ciento, recordó la Policía Metropolitana.