Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

25 años después de la entrega de Pablo Escobar, en La Catedral funciona un asilo

La Catedral/Foto tomada de Noticias RCN TV.



La docilidad del bosque que esconde entre sus imponentes montañas los aromas suaves de las flores más coloridas son apenas algunos de los retratos que embellecen un camino de por lo menos ocho kilómetros, que dirigen a La Catedral en Envigado, cárcel a la que fue a parar Pablo Escobar Gaviria hace 25 años y donde se fugó el 21 de julio de 1992.

Rodrigo de Jesús Rivera, parado justo en frente de la estrecha puerta café que conduce a la entrada de La Catedral, dijo que del temor que infundió Escobar desde este sitio no es que quede mucho, en verdad sólo el recuerdo de su inolvidable historia y algunas ruinas como cuartos viejos que, según los vecinos, eran usados para torturar a sus víctimas. Ahora, funciona como un asilo que alberga a por lo menos 50 ancianos.


"Esto ha cambiado mucho porque había gente muy mala y ahora hubo vive acá como en el cielo, es muy tranquilo y se siente paz. Viene gente de otros países como España y México, les da curiosidad por ver dónde era la casa de Pablo, que dónde torturaba a la gente", aseguró Rodrigo de Jesús Rivera.


A medio camino de La Catedral, una parada obligada es la casa de Iván Darío Escobar Restrepo, que por el olor al tinto recién preparado atrae a los visitantes, particularmente a los extranjeros, quienes entre sorbo y sorbo preguntan por la historia de Pablo Escobar.


"De La Catedral, recuerdo cuando estaba Pablo y cuentan muchas historias. De la cárcel, no queda nada. Para arriba hay una finca, la vía está pavimentada y hay mucha urbanización. De Pablo no quedó sino la historia", indicó.


El lenguaje natural de paz que se vive hoy, es contrario al que se respiraba hace 25 años, cuando por la zona no se podía transitar con tranquilidad y mucho menos mencionar el nombre del capo más buscado de la época.


Aunque las cosas han cambiado, hay quienes pareciera que hubiesen hecho un pacto para no hablar de Pablo, ese es el caso de Rosmira Puerta Higuita.


"Es muy bueno para vivir, muy callado. Eso allá es muy bonito", expresó la mujer.


Pablo Escobar Gaviria, el narcotraficante más temido de la historia, se fugó de La Catedral, después de permanecer 406 días encerrado en esta cárcel, lugar que escogió en las montañas de Envigado para permanecer en el país a cambio de someterse a la justicia nacional y no ser extraditado a Estados Unidos.