La Alcaldía de Apartadó analiza la entrega de subsidios para reubicar a 30 familias que están en zonas de alto riesgo de deslizamientos y desbordamientos de ríos a causa de las fuertes lluvias que se han registrado en las últimas semanas. Ese municipio es uno de los más afectados por la segunda temporada invernal, que ya cobró la vida de un joven y ha dejado a más de 3 mil personas damnificadas en todo el Urabá antioqueño. El coordinador de Gestión del Riesgo de Apartadó, Carlos Montes, aseguró que los subsidios saldrían de los recursos de la Administración Municipal para atender con urgencia a estas familias que están asentadas en puntos críticos. En Apartadó son, adicionalmente, más de 300 familias las que se han visto afectadas por las inundaciones y vendavales que perjudicaron sus viviendas y enseres. Por lo que están a la espera de nuevas ayudas humanitarias del Dapard, ya que las que han llegada son para atender a los primeros 50 hogares más damnificados.