Las temperaturas menores a cero grados centígrados en las madrugadas tienen con fuertes afectaciones a las fincas ganaderas del Norte del departamento, donde tienen una tradición lechera.

De acuerdo con los ganaderos, las heladas han causado daños a los pastos en las zonas de los llanos de Cuivá, Santa Rosa de Osos, Yarumal, San Pedro de los Milagros y Entrerríos. Por lo que se ven obligados a comprar alimentos que les causan sobrecostos hasta de un 35 por ciento.

Así lo confirmó el presidente del Comité de Ganaderos de Antioquia, Daniel Cadavid, quien manifestó que por eso el Gobierno debería mantener un programa de atención para el sector en épocas cuando el clima se convierte en uno de los principales enemigos de la ganadería.

El Ideam también advirtió que las bajas temperaturas podrían causar afectaciones en el Oriente de Antioquia, donde hay amplios sembrados de hortalizas y flores.