Los 400 pobladores de las veredas Palo Grande y Chontaduro de Ituango, Norte de Antioquia, permanecen atemorizados por “disparos al aire”, al parecer por parte de grupos armados, que buscan generar temor en la zona.

Según las autoridades, serían disidentes del Frente 36 de las Farc, toda vez que la semana anterior pintaron algunas paredes, calles y viviendas.

El alcalde, Hernán Álvarez Uribe, aseguró que en ambas veredas, ubicadas a 45 minutos de la zona urbana del municipio, se han escuchado disparos, que al parecer son advertencias para confirmar la presencia de ilegales en el territorio.

Pese a que miembros de estas estructuras habían emitido una alerta para que los estudiantes no asistieran a clases; con la presencia del Ejército y la Policía, esta semana se retomó el calendario escolar con normalidad.

Recordemos que las autoridades ofrecen una recompensa de 50 millones de pesos, por quien tenga información y ayude a esclarecer el ataque con granada que dejó una menor de tres años muerta.