El Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo (Dapard) reportó que 5.493 personas han resultado damnificadas a causa del primer mes de la temporada invernal en Antioquia. Esta cifra es superior en un 50% a los 3.668 afectados por las fuertes lluvias en los meses de marzo y mayo de 2016. Así lo confirmó la directora encargada del Dapard, Margarita Moncada, quien aseguró que hay 1.450 familias afectadas en todo el departamento sobre todo en Urabá, Bajo Cauca y Oriente antioqueño. En este momento se mantiene una alerta por posibilidad de deslizamientos y crecientes súbitas en 72 municipios antioqueños, por lo que el Dapard exhorta a las alcaldías a tener activos todos sus consejos municipales de gestión del riesgo para enfrentar esta nueva temporada invernal que irá hasta mayo.