En un local comercial  del barrio Popular de Medellín, la Policía decomisó 679 celulares que no tenían la documentación exigida por la ley y que estaban dispuestos para la venta. Dentro de los equipos, las autoridades encontraron 56 reportados como robados.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Restrepo aseguró que el hombre deberá aclarar la presencia de los equipos robados. El administrador del local fue presentado ante la Fiscalía. 

Al dueño del establecimiento comercial, que fue sellado,  le fue impuesta una multa de 416.662 pesos por incurrir en una falta consignada en el numeral 4 del artículo 95 del código de policía: que consiste en Distribuir, almacenar, transportar u ofrecer al pu?blico equipos terminales mo?viles con reporte de hurto y/o extravi?o en la base de datos negativa.