Por las altas temperaturas, 80 municipios antioqueños están en alerta roja por la ocurrencia de posibles incendios en cobertura vegetal. Las localidades de las regiones de Urabá, Bajo Cauca y Norte, son las más vulnerables porque reportan temperaturas de hasta 38 y 40 grados centígrados.

La alcaldesa de Tarazá, Gladis Miguel Vides, aseguró que permanece la preocupación en la comunidad, toda vez que no hay cuerpo de bomberos para atender cualquier emergencia. Además, ya completan más de dos semanas sin lluvias. 

Los organismos de socorro recomendaron a los turistas evitar hacer fogatas que puedan desencadenar grandes incendios y tampoco elevar globos de mecha que pueden caer en pastos secos.

En contraste, los ríos Atrato, Murindó y Caucasia, reportan niveles altos, por lo que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambiental, Ideam, recomendó a las autoridades de gestión del riesgo, estar atentos a estos afluentes, para evitar posibles inundaciones.