Cargando contenido

Por combates entre el ELN y el Ejército este resguardo indígena quedó en medio del fuego cruzado.

El alcalde de Murindó, Jorge Maturana, insistió en que el riesgo de desplazamiento de estos 800 indígenas sigue siendo alto
En el municipio se realizó un consejo de seguridad y una comisión del Cabildo Mayor de la OIA se desplazó a la zona para verificar los hechos y determinar cuántos son los indígenas en riesgo.
Colprensa

Escondidos en sus propios territorios se encuentran 800 indígenas de Murindó, Antioquia, luego de quedar en medio del fuego cruzado tras los combates entre el ELN y el Ejército, informó la Organización Indígena de Antioquia, OIA. Según la Alcaldía, el riesgo de desplazamiento sigue siendo alto y hasta ahora no se ha podido ayudar a esta comunidad, por estar ubicada en una zona de difícil acceso.

El consejero de Relaciones Políticas y Justicia Propia de la OIA, explicó que con una comisión del Cabildo Mayor en la zona, tratan de verificar las condiciones en las que se encuentran estas personas, pues el resguardo está alejado de la zona rural de Murindó. Aseguró que los pueblos indígenas en Antioquia siguen siendo “exterminados” en medio del conflicto armado.

“Siempre hemos exigido e insistido en que se excluya a las comunidades indígenas de conflicto, nosotros no queremos ser parte del conflicto, ni de un actor ni del otro. Desafortunadamente nuestros resguardos están en sectores estratégicos en que los grupos armados los usan como tránsito para su accionar delictivo”.

El alcalde de Murindó, Jorge Maturana Úsuga, insistió en que el riesgo de desplazamiento de estos 800 indígenas, en su mayoría niños y adultos mayores, sigue siendo alto, pues temen por nuevos combates.

“En caso de desplazamiento todo el resguardo se puede ver afectado, pues el indio es muy solidario y cuando resulta un problema entre unos, todos se unen. El temor se mantiene pues se pueden desplazar 800 personas”.

En el municipio se realizó un consejo de seguridad y una comisión del Cabildo Mayor de la OIA se desplazó a la zona para verificar los hechos, y determinar cuántos son los indígenas en riesgo. Se espera que esta semana se tenga el consolidado de afectaciones, toda vez que en el resguardo hay varias mujeres en embarazo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido