El 2017 no fue un año de resultados sólidos para el sector de la construcción en el departamento, pues su desempeño disminuyó un 9 por ciento a diferencia de las cifras positivas de periodos anteriores. Así lo informó en el Foro económico sectorial de perspectivas del sector de la construcción el gerente de Camacol Antioquia, Eduardo Loaiza, quien culpó al bajo dinamismo de la economía nacional. Según el directivo del gremio constructor, uno de los factores que más afectó fue la disminución de la venta y construcción de viviendas de interés social y las de clase media, con precios entre 150 y 320 millones de pesos. Consecuencia de altas tasas de interés y el temor para invertir. A pesar de ello, en 2018 se vislumbra un panorama más alentador, pues ya se firmaron los convenios para reducir las tasas de interés para vivienda y despegarán importantes proyectos de obras civiles. Por lo que se proyecta un crecimiento del sector de la construcción de hasta un 10 por ciento y ventas por 14.6 billones de pesos en Antioquia.