Cargando contenido

Las comunas más peligrosas son Candelaria y Robledo, donde se ha reportado el mayor número de homicidios.

Homicidio
En parte, el aumento en cifra de muertes obedece a enfrentamiento entre bandas criminales.
Foto: archivo Colprensa

Abril cerró como el mes más violento del año en Medellín con 59 asesinatos, 19 casos más que en el mismo periodo de 2017. Candelaria, con 37 homicidios; Robledo, con 29; y Altavista, con 13, son las comunas más peligrosas.

Lo más preocupante es que este sería el tercer año consecutivo con un aumento en los asesinatos. En los primeros tres meses, 199 personas han sido asesinadas, 40 muertes más que en 2017, lo que representa un alza del 25 por ciento, según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia.

Según el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, este aumento en las muertes violentas se debe al enfrentamiento de las bandas criminales.

“Lastimosamente se siguen presentando enfrentamientos armados entre estructuras delincuenciales, lo que ha generado dinámicas de muertes violentas, sobre todo en los sectores Robledo y San Javier, zonas que ya tienen presencia de la Fuerza Pública, para recuperar la confianza de la ciudadanía”, indicó Tobón.

Actualmente, la tasa estimada de homicidios por cada cien mil habitantes es de casi 24, cuando antes se había disminuido a 19. Esta cifra permitió que Medellín saliera del grupo de las cincuenta ciudades más violentas del mundo en el 2016, después de haber liderado el ranking en la década de los 90 en medio de la guerra de los carteles de la droga. 

Autoridades como la Policía y la Defensoría apoyan las acciones de la Administración Municipal para frenar la racha de violencia e inseguridad de las últimas semanas en Medellín. 

Incremento de la presencia de la Fuerza Pública, patrullajes mixtos y fortalecimiento de la inteligencia judicial, son algunas de las medidas que se han tomado para frenar esta racha de muertes violentas. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido