Cargando contenido

La tripulación de Lamia no reportó la emergencia como le era exigido.

Chapecoense
El accidente aéreo de Chapecoense acabó con la vida de 71 de las 77 personas que viajaban en el avión, la mayoría futbolistas, preparadores, directivos y periodistas que cubrían al equipo catarinense.
AFP

La Aeronáutica Civil presentó el  informe final del accidente del avión LMI 2933, de la aerolínea Lamia que transportaba a los jugadores del Chapecoense de Brasil que disputarían la final de la Copa Sudamericana en 2016 ante Nacional en la ciudad de Medellín.

En el documento se confirmó que este siniestro se produjo que el fatal accidente se presentó por falta de combustible, reseñando que existieron fallas humanas por parte de la tripulación de Lamia que no reportó la emergencia como le era exigido. 

En la investigación, que duró un año y cinco meses y vinculó a autoridades e instituciones de Brasil, Bolivia, Estados Unidos, Colombia e Inglaterra, concluyó que el vuelo fue planeado sin el combustible necesario y que pese a tener las advertencias, la tripulación omitió todo reporte de alerta.

“La empresa Lamia, planeó sin escalas este vuelo chárter (transporte no regular de pasajeros) entre Santa Cruz (Bolivia) y Rionegro (Colombia), no cumplió con los requisitos de cantidad mínima de combustible exigidos en las normas internacionales, pues no tuvo en cuenta el combustible requerido para volar a un aeropuerto alterno, el de contingencia, el de reserva ni el combustible mínimo de aterrizaje”, dice el reporte final. 

No obstante, los técnicos contratados por la Aerocivil manifestaron que luego de revisar los mantenimientos realizados al avión y la experiencia de la tripulación, se pudo determinar que en estos dos ítems no hubo irregularidad alguna; al igual que con los pesos que transportaba.

“Ni la empresa, ni la tripulación, aunque eran conscientes de la escasa cantidad de gasolina para terminar el vuelo en Rionegro, tomaron la decisión de aterrizar en otro aeropuerto en ruta para reabastecer y completar así la cantidad mínima de combustible para proceder con seguridad a su destino final”, dijo el informe de la Aeronaútica. 

El accidente del avión del Chapecoense ocurrió durante la madrugada del 28 de noviembre de 2016, en el sector conocido como Cerro Gordo (Antioquia), cuando el equipo de fútbol brasileño se preparaba para jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional. En la aeronave viajaban 68 pasajeros y 9 miembros de la tripulación, al final fallecieron 71 personas.

“Destacan deficiencias latentes de la empresa LaMia relacionadas con el incumplimiento de las políticas de combustible, falta de supervisión y control operacional y ausencia de llamados oportunos (tardía declaratoria) de 'prioridad' y 'emergencia' por parte de la tripulación cuando era inminente que se estaba agotando el combustible”, dijo la comisión de expertos.

Este documento le será entregado a las autoridades internacionales para que se adopten las sanciones a las que haya lugar, al tiempo que desmintió que no hubiese existido un cubrimiento de pólizas, por parte de la compañía de seguros que cubría el avión siniestrado.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido